Skip to Main Content

Introducción*

El aparato reproductor masculino está formado por las gónadas masculinas (testículos), conductos intratesticulares y extratesticulares, glándulas accesorias y el órgano copulador (pene) (figura 18-1), y es el responsable de la producción de los gametos masculinos y de la síntesis de hormonas —en particular testosterona—, las cuales permiten el desarrollo de los espermatozoides y los caracteres sexuales secundarios.

Figura 18.1.

El aparato genital masculino está formado por las gónadas, los conductos genitales, las glándulas accesorias y el pene.

*Se extiende un agradecimiento a Daniel Octavio Rodríguez-Bizarro por la realización de los esquemas utilizados en este capítulo.

Testículos

Son dos órganos de forma oval de aproximadamente 4 cm de largo, 2 a 3 cm de ancho y 3 cm de grosor. Además de la función exocrina, que corresponde a la producción de los gametos, los testículos tienen una función endocrina realizada por dos tipos de células testiculares: de Leydig y de Sertoli.

Los testículos están localizados fuera de la cavidad peritoneal y están contenidos en el escroto, lo cual permite que la temperatura de los testículos sea un grado menor a la corporal con el fin de permitir la producción de los espermatozoides. Cada testículo está cubierto por una cápsula testicular formada por tejido epitelial y tejido conjuntivo.

Escroto

Es una prolongación de la piel del abdomen en forma de bolsa. En su porción externa y media está dividida por un reborde llamado rafe.

La porción interna del escroto se divide en dos sacos por un tabique formado por una fascia superficial y tejido contráctil que recibe el nombre de dartos; dicho tejido está compuesto por músculo liso y se halla en el tejido subcutáneo del escroto.

Cápsula testicular

Dentro del escroto, el testículo se encuentra rodeado por la cápsula testicular, la cual está formada por dos capas o túnicas: la más externa es la túnica vaginal, formada por las células mesoteliales derivadas del peritoneo. La capa interna corresponde a la túnica albugínea y está formada por tejido conjuntivo fibroelástico denso y algunas células musculares lisas. Dentro de la túnica albugínea se localiza un estrato o capa vascular.

La túnica albugínea se proyecta al interior del órgano, formando al mediastino testicular; en esta zona se localizan vasos sanguíneos y linfáticos, nervios y los conductos intratesticulares (figura 18-2).

Figura 18.2.

Representación esquemática del testículo para mostrar la presencia de lóbulos y conductos.

Túbulos seminíferos

A partir del mediastino testicular se forman tabiques que dividen al testículo en lóbulos; cada lóbulo contiene de uno a cuatro túbulos seminíferos. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.