Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los internistas realizan una gran variedad de procedimientos médicos, aunque las prácticas varían mucho entre las instituciones y las especialidades. Los internistas, el personal de enfermería y otros auxiliares para la atención de la salud realizan punciones venosas para hacer pruebas sanguíneas, punciones arteriales para medición de gases sanguíneos, intubación endotraqueal y sigmoidoscopia flexible, además de insertar catéteres intravenosos (IV), y sondas nasogástricas (NG) y urinarias. Estos procedimientos no se analizan en esta sección, pero requieren habilidad y práctica para disminuir la molestia al paciente y las complicaciones potenciales.

En este capítulo se revisan procedimientos diagnósticos y terapéuticos más invasivos que llevan a cabo los internistas: toracocentesis, punción lumbar y paracentesis. Los especialistas realizan muchos procedimientos adicionales que requieren entrenamiento adicional y registro técnico oficial, que incluyen los siguientes:

  • Alergia: pruebas cutáneas, rinoscopia.

  • Cardiología: prueba de esfuerzo, ecocardiogramas, cateterismo coronario, angioplastia, inserción de férulas endovasculares y marcapasos, estudios y ablación electrofisiológicos, implantación de desfibriladores, cardioversión.

  • Endocrinología: biopsia tiroidea, pruebas hormonales dinámicas, densitometría ósea.

  • Gastroenterología: endoscopia proximal y distal, manometría esofágica, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, inserción de férulas, ecografía endoscópica, biopsia hepática.

  • Hematología/oncología: biopsia de médula ósea, trasplante de células troncales, biopsia de ganglios linfáticos, plasmaféresis.

  • Neumología: intubación y ventilación, broncoscopia.

  • Nefrología: biopsia renal, diálisis.

  • Reumatología: aspiración articular.

Cada vez se utilizan más la ecografía, CT y MRI para guiar los procedimientos invasivos, y los instrumentos con fibra óptica flexible se introducen a una distancia mayor dentro del cuerpo. En la mayoría de los procedimientos médicos invasivos, incluidos los que se revisan a continuación, debe obtenerse el consentimiento informado por escrito antes de iniciar el procedimiento.

TORACOCENTESIS

El drenaje del espacio pleural puede hacerse en la cama misma del paciente. Las indicaciones para el procedimiento incluyen valoración diagnóstica del líquido pleural, extracción de líquido pleural para alivio sintomático e instilación de agentes esclerosantes en pacientes con derrames pleurales recurrentes, casi siempre malignos.

PREPARACIÓN

La familiaridad con los componentes del equipo para toracocentesis es un prerrequisito para llevar a cabo un procedimiento exitoso. Debe contarse con radiografías torácicas PA y lateral recientes con proyecciones en decúbito bilaterales para documentar el carácter libre del derrame pleural. Los derrames pleurales loculados deben localizarse mediante ecografía o CT antes del drenaje. El tratamiento debe individualizarse en pacientes con coagulopatía con trombocitopenia. La toracocentesis es más difícil en pacientes con respirador mecánico y si es posible, debe realizarse bajo guía ecográfica.

TÉCNICA

El abordaje posterior es el preferido para tener acceso al líquido pleural. Una posición cómoda es clave para el éxito, tanto del paciente como del médico. El paciente debe sentarse en el borde de la cama, inclinado al frente con los brazos abducidos sobre una almohada colocada en un soporte. Los pacientes que se someten a toracocentesis cursan a menudo con disnea intensa y es importante valorar ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.