Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las urgencias en el paciente con cáncer pueden clasificarse en tres categorías: efectos de la expansión tumoral, efectos metabólicos u hormonales mediados por los productos del tumor y complicaciones del tratamiento.

URGENCIAS ONCOLÓGICAS ESTRUCTURALES Y OBSTRUCTIVAS

Los problemas más frecuentes son síndrome de vena cava superior, derrame o taponamiento pericárdico, compresión de la médula espinal, convulsiones (cap. 181), aumento de la presión intracraneal, así como obstrucción intestinal, urinaria o biliar. Los últimos tres trastornos se describen en el capítulo 331 en Harrison, Principios de medicina interna 19a ed.

SÍNDROME DE VENA CAVA SUPERIOR

La obstrucción de la vena cava superior reduce el retorno venoso de la cabeza, el cuello y las extremidades superiores. Cerca de 85% de los casos son resultado de cáncer pulmonar; otras causas son linfoma y trombosis de catéteres venosos centrales. Los pacientes a menudo se presentan con hinchazón facial, disnea y tos. En casos graves, la tumoración mediastínica puede causar obstrucción traqueal. En la exploración física se observan venas dilatadas del cuello y aumento en las venas colaterales en la pared torácica anterior. La radiografía torácica confirma el ensanchamiento del mediastino superior; 25% de los enfermos tiene derrame pleural derecho.

TRATAMIENTO SÍNDROME DE VENA CAVA SUPERIOR

La radioterapia es el tratamiento de elección para el cáncer pulmonar de células no pequeñas; la adición de antineoplásicos a la radiación es eficaz en el cáncer pulmonar de células pequeñas y en el linfoma. Los síntomas recurren en 10 a 30% de los casos y pueden paliarse con una endoprótesis venosa. Los catéteres centrales coagulados que producen este síndrome deben retirarse, además de iniciar tratamiento anticoagulante.

DERRAME Y TAPONAMIENTO PERICÁRDICOS

La acumulación de líquido en el pericardio afecta el llenado del corazón y reduce el gasto cardiaco. El taponamiento pericárdico se presenta más a menudo en pacientes con cáncer pulmonar o mamario, leucemia o linfoma, aunque también surge como complicación tardía de la radioterapia mediastínica (pericarditis constrictiva). Los síntomas frecuentes son disnea, tos, dolor torácico, ortopnea y debilidad. Los datos físicos observados a menudo son derrame pleural, taquicardia sinusal, distensión venosa yugular, hepatomegalia y cianosis. El pulso paradójico, la disminución de ruidos cardiacos, el pulso alternante y el roce son menos frecuentes en la enfermedad pericárdica maligna que en la no maligna. La ecocardiografía es diagnóstica; a veces, la pericardiocentesis muestra exudado seroso o sanguinolento y la citología casi siempre muestra células malignas.

TRATAMIENTO DERRAME Y TAPONAMIENTO PERICÁRDICOS

El drenaje del líquido del saco pericárdico puede salvar la vida hasta que pueda realizarse un procedimiento quirúrgico definitivo (desnudamiento o ventana pericárdicos).

COMPRESIÓN DE LA MÉDULA ESPINAL

Los tumores primarios de la médula espinal son poco comunes y, por lo general, la compresión de la médula espinal se debe a metástasis epidurales de los cuerpos vertebrales ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.