Skip to Main Content

DISURIA

La disuria, el dolor que ocurre durante la micción, a menudo se percibe como una sensación urente en la uretra y es un síntoma de diversos síndromes que puede diferenciarse por la presencia o ausencia de otros síntomas.

Epidemiología

Casi 50% de las mujeres experimenta disuria en algún momento de su vida; alrededor de 20% reporta haber presentado disuria en el último año. La disuria es menos común entre varones.

Manifestaciones clínicas

Los síndromes que causan disuria difieren entre varones y mujeres.

  • En mujeres, la mayor parte de los síndromes de disuria pueden clasificarse como cistitis bacteriana o infecciones de vías urinarias bajas (p. ej., vaginitis, uretritis, infecciones de transmisión sexual [STI]) (caps. 83 y 144). La presencia de polaquiuria, urgencia urinaria, dolor suprapúbico, hematuria o combinaciones de estos síntomas típicamente son ocasionados más a menudo por cistitis bacteriana que por infecciones de transmisión sexual.

  • En varones, la disuria a menudo se debe a infecciones de transmisión sexual o a afección de la próstata (p. ej., prostatitis bacteriana aguda o crónica) (caps. 83 y 144). Además, la disuria y otros síntomas de cistitis pueden ocurrir en casos de hiperplasia prostática benigna significativa que ocasione estasis urinaria con infección bacteriana acompañante.

  • En ambos sexos, la disuria puede ser consecuencia de trastornos no infecciosos. Las causas no infecciosas de disuria aguda incluyen cálculos en las vías urinarias bajas, traumatismos y exposición de la uretra a compuestos químicos tópicos. La disuria crónica puede ser atribuible a cánceres de vías urinarias bajas, ciertos fármacos, síndrome de Behçet o síndrome de cistitis intersticial/dolor vesical (cap. 144).

Diagnóstico

En mujeres que se presentan con disuria, la probabilidad de cistitis bacteriana es cercana a 50%. Esta tasa se eleva a más de 90% cuando se satisfacen cuatro criterios: 1) disuria o 2) polaquiuria con o sin 3) secreción vaginal o 4) irritación.

  • En mujeres sanas, no embarazadas que satisfacen los criterios antes mencionados puede establecerse el diagnóstico de cistitis bacteriana no complicada; otras mujeres con disuria deben ser valoradas con examen de orina, urocultivo y exploración pélvica.

  • Los varones deben ser estudiados con análisis de orina, urocultivo y examen prostático.

Tratamiento

Una vez que se ha identificado la causa de la disuria, debe ofrecerse el tratamiento apropiado, como se menciona en otros capítulos.

DOLOR VESICAL

Los pacientes perciben el dolor como proveniente de la vejiga si se ubica en la región suprapúbica, altera el llenado o vaciamiento vesicales o si se asocia con síntomas urinarios como urgencia y polaquiuria.

  • El dolor vesical que ocurre en forma aguda (con duración menor a dos días) es útil para diferenciar una cistitis bacteriana de las infecciones de vías urinarias bajas.

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.