Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Como la valoración dermatológica depende mucho de la apariencia objetiva cutánea, la exploración física a menudo se realiza antes de hacer la anamnesis completa a los pacientes que se presentan con un problema de la piel. Por lo general, puede establecerse el diagnóstico diferencial con base en la exploración minuciosa con descripciones precisas de las lesiones cutáneas, y precisarse con los datos pertinentes de la anamnesis. Luego se usan las pruebas de laboratorio o los procedimientos diagnósticos, cuando es apropiado, para aclarar el diagnóstico.

EXPLORACIÓN FÍSICA

La exploración de la piel debe hacerse en una habitación bien iluminada, con el paciente descubierto del todo. El equipo auxiliar útil incluye una lupa de mano y una linterna de bolsillo que brinde iluminación periférica a las lesiones. La exploración ideal incluye valoración de la piel, el pelo, las uñas y las mucosas; a menudo se inicia con una valoración de toda la piel vista a distancia, que luego se reduce para centrarse en las lesiones individuales.

DISTRIBUCIÓN

Como se ilustra en la figura 59-1, la distribución de las lesiones cutáneas puede aportar indicios valiosos para la identificación del trastorno: generalizada (enfermedades sistémicas); expuestas al sol (lupus eritematoso sistémico [SLE], fotoalérgico, fototóxico, erupción polimorfa por la luz, porfiria cutánea tardía); por dermatomas (herpes zoster); en superficies extensoras (codos y rodillas en la psoriasis); superficies flexoras (antecubital y fosa poplítea en dermatitis atópica).

FIGURA 59-1

Distribución de algunas enfermedades y lesiones dermatológicas frecuentes.

DISPOSICIÓN Y FORMA

Permite describir las lesiones individuales y múltiples: lineal (dermatitis por contacto, como por hiedra venenosa); lesión anular: “con forma de anillo” (eritema crónico migratorio, eritema anular centrífugo, tiña del cuerpo); lesión en iris o diana: dos o tres círculos concéntricos con tonalidad diferente (eritema multiforme); numulares: “con forma de moneda” (eccema numular); morbiliforme: “parecido a sarampión” con pequeñas pápulas que confluyen en formas inusuales (sarampión, erupción farmacológica); herpetiforme: vesículas, pápulas o erosiones agrupadas (herpes simple).

LESIONES PRIMARIAS

Cambios cutáneos que son resultado directo del proceso patológico (cuadro 59-1).

CUADRO 59-1

Descripción de lesiones cutáneas primarias

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.