Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los cánceres epiteliales pueden originarse en las superficies mucosas de la cabeza y el cuello, como los senos paranasales, la cavidad bucal, la rinofaringe, la bucofaringe, la laringofaringe y la laringe. Por lo general se trata de cánceres epidermoides. El cáncer tiroideo se describe en el capítulo 170.

INCIDENCIA Y EPIDEMIOLOGÍA

Cada año se diagnostican aproximadamente 58 000 casos y 12 000 personas mueren por esta enfermedad. La cavidad bucal, la bucofaringe y la laringe son los sitios más frecuentes de lesiones primarias en Estados Unidos; los tumores primarios rinofaríngeos son más frecuentes en los países del Lejano Oriente y del Mediterráneo. El abuso de alcohol y tabaco (incluido sin humo) son factores de riesgo. El virus del papiloma humano se relaciona con casi 50% de los cánceres orofaríngeos en países occidentales (usualmente tipos 16 y 18).

HISTOPATOLOGÍA

En el Lejano Oriente, el cáncer rinofaríngeo tiene rasgos histológicos característicos; es un carcinoma indiferenciado, no queratinizado infiltrado con linfocitos llamado linfoepitelioma, y tiene una etiología distintiva, el virus Epstein-Barr. El cáncer epidermoide de la cabeza y el cuello puede desarrollarse a partir de lesiones premalignas (eritroplaquia, leucoplaquia) y el grado histológico afecta el pronóstico. Los pacientes que sobreviven al cáncer de cabeza y cuello a menudo padecen un cáncer secundario en esa misma región, en pulmones o esófago, lo que tal vez refleje la exposición de la mucosa respiratoria y digestiva superior a estímulos carcinógenos similares.

ALTERACIONES GENÉTICAS

Se han observado deleciones cromosómicas y mutaciones en los cromosomas 3p, 9p, 17p y 13q; se han descrito mutaciones en p53. Es posible que haya expresión excesiva de ciclina D1; a menudo también hay expresión exagerada del receptor para factor de crecimiento epidérmico.

CUADRO CLÍNICO

La mayor parte de los casos son personas >50 años. Los síntomas varían según el sitio primario. Las lesiones en rinofaringe no suelen causar síntomas hasta que están muy avanzadas, en cuyo caso ocasionan otitis media serosa unilateral u obstrucción nasal y epistaxis. Los cánceres de la cavidad bucal se manifiestan como úlceras que no cicatrizan, a veces dolorosas. Las lesiones bucofaríngeas también se presentan tarde, con inflamación faríngea u otalgia. La ronquera puede ser un primer signo del cáncer laríngeo. Muy pocos pacientes se presentan con crecimiento ganglionar cervical o supraclavicular con ganglios indoloros y de consistencia pétrea. La estadificación se basa en el tamaño del tumor primario y la afectación de los ganglios linfáticos. Hay metástasis distantes en menos de 10% de los casos.

TRATAMIENTO CÁNCER DE CABEZA Y CUELLO

Hay tres categorías frecuentes de enfermedad: localizada; con avance local o regional, y recurrente o metastásica. La enfermedad local aparece en casi un tercio de los pacientes y se trata con intención curativa mediante cirugía o radiación. Es preferible la radioterapia para el cáncer laríngeo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.