Skip to Main Content

DEFINICIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad que se caracteriza por obstrucción crónica y poco reversible de las vías respiratorias; por tanto, las pruebas de función pulmonar son indispensables para su diagnóstico. La presencia de obstrucción de las vías respiratorias se establece al observar una relación reducida entre el volumen espiratorio forzado en un segundo (FEV1) y la capacidad vital forzada (FVC). Entre las personas con un FEV1/FVC reducido, la magnitud de la obstrucción de las vías respiratorias depende de la reducción del FEV1 (cuadro 131-1): ≥80% corresponde a la fase I; 50 a 80% corresponde a la fase II; 30 a 50% corresponde a la fase III y <30% corresponde a la fase IV. El tabaquismo constituye el principal factor de riesgo ambiental de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. El riesgo de padecer EPOC aumenta con el grado de tabaquismo, que por lo general se mide por número de cajetillas-años. (Una cajetilla por día durante un año es igual a una cajetilla-año). Los pacientes con hiperreactividad de las vías respiratorias y ciertas exposiciones ocupacionales (p. ej., extracción de carbón, extracción de oro y textiles de algodón) tienen alto riesgo de padecer EPOC.

CUADRO 131-1

Criterios principales para establecer la gravedad de la EPOC

En los países donde se utiliza la combustión con mala ventilación para cocinar, se ha observado un mayor riesgo de EPOC entre las mujeres. Se trata de una enfermedad progresiva, pero la velocidad con la que se pierde la función pulmonar se reduce de manera considerable si la persona deja de fumar. En los individuos sanos, el FEV1 alcanza su punto máximo alrededor de los 25 años de edad, entra a una fase de meseta y luego desciende de manera gradual y progresiva. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica puede ser resultado de una función pulmonar máxima reducida, una fase de meseta corta o un deterioro acelerado de la función pulmonar.

Con frecuencia los síntomas aparecen sólo cuando la EPOC es avanzada; por tanto, para detectarla durante sus primeras fases se deben realizar pruebas de espirometría. La PaO2 permanece casi normal hasta que el FEV1 desciende por debajo de 50% del valor pronosticado. La hipercapnia y la hipertensión pulmonar son más frecuentes una vez que el FEV1 ha disminuido por debajo de 25% de lo pronosticado. Los síntomas respiratorios y el deterioro funcional varían de manera considerable en los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica y un FEV1 similar. A menudo transcurren periodos en los que aumentan los síntomas respiratorios como disnea, tos y producción de esputo, que se conocen como exacerbaciones. Estas exacerbaciones son desencadenadas por infecciones bacterianas o virales del aparato respiratorio. Su frecuencia aumenta con la gravedad de la neumopatía, pero algunas personas muestran una predisposición mucho mayor a padecer exacerbaciones que otras con ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.