Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La obstrucción de vías urinarias (UTO) es una causa potencialmente reversible de insuficiencia renal (RF), que se debe contemplar en todos los casos de insuficiencia renal aguda o cuando la insuficiencia renal crónica empeora. Las consecuencias dependen de la duración y la magnitud y de que la obstrucción sea unilateral o bilateral. La obstrucción ocurre a cualquier nivel desde los túbulos colectores hasta la uretra. Es más frecuente en la mujer (tumores pélvicos), varones de edad avanzada (alteraciones de próstata), pacientes diabéticos (necrosis papilar), sujetos con enfermedades neurológicas (lesión medular o esclerosis múltiple, con vejiga neurógena), individuos con linfadenopatía o fibrosis retroperitoneal, reflujo vesicoureteral, nefrolitiasis u otras causas de retención urinaria funcional (p. ej., anticolinérgicos).

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

En algunos casos, se acompaña de dolor (obstrucción por cálculos), más no siempre. En los varones suele haber el antecedente de trastornos de las vías urinarias bajas, como dificultad para la emisión del chorro, urgencia miccional o nicturia frecuente. Tal vez la exploración física revele crecimiento vesical a la percusión sobre la parte inferior de la pared abdominal; la valoración ecográfica portátil (“estudio vesical”) ayuda a valorar el volumen vesical posterior a la micción. Otros datos dependen de la situación clínica. La hipertrofia prostática se detecta por medio de tacto rectal. En la mujer, la exploración bimanual revela la presencia de un tumor pélvico o rectal. En los pacientes con insuficiencia renal y sospecha de UTO, se lleva a cabo la valoración que se resume en la figura 146-1. En ocasiones, los análisis revelan elevación pronunciada del nitrógeno ureico sanguíneo y de la creatinina; cuando la obstrucción ha sido prolongada, genera datos de enfermedad tubulointersticial (p. ej., hiperpotasemia, acidosis metabólica sin desequilibrio aniónico, hipernatremia leve). Lo más frecuente es que el análisis general de orina sea normal o con unas cuantas células; es raro observar proteinuria abundante. Otras veces se observa un cálculo que obstruye en la radiografía de abdomen o en la tomografía computarizada (CT) helicoidal sin medio de contraste con cortes cada 5 mm.

FIGURA 146-1

Estrategia diagnóstica de la obstrucción urinaria en caso de insuficiencia renal inexplicable. Los círculos representan los procedimientos diagnósticos y los cuadros indican las decisiones clínicas con base en la información disponible. CT, tomografía computarizada.

La ecografía se utiliza para valorar el grado de hidronefrosis y la integridad del parénquima renal; en ocasiones, se necesita una CT o una urografía con medio de contraste IV para ubicar el nivel de la obstrucción. Con frecuencia, se acompaña de dilatación de los cálices, que no se observa en caso de obstrucción hiperaguda, cuando un tumor o fibrosis retroperitoneal envuelve a las vías urinarias altas o cuando se trata de un cálculo coraliforme. Para la valoración funcional de la obstrucción es útil practicar un gammagrama renal para identificar la excreción del radioisótopo mertiatido de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.