Skip to Main Content

COLELITIASIS

Hay dos tipos principales de cálculos biliares: de colesterol y de pigmento. Los cálculos biliares de colesterol contienen >50% de colesterol monohidratado. Los cálculos de pigmentos tienen <20% de colesterol y están compuestos sobre todo de bilirrubinato de calcio. En Estados Unidos, 80% de los cálculos es de colesterol y 20% de pigmento.

EPIDEMIOLOGÍA

En Estados Unidos, hay 1 millón de casos nuevos de colelitiasis por año. Los factores predisponentes incluyen rasgos demográficos, genéticos (mayor prevalencia entre los nativos norteamericanos), obesidad, pérdida de peso, hormonas sexuales femeninas, edad, enfermedad ileal, embarazo, hiperlipidemia tipo IV y cirrosis.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Muchos cálculos biliares son “asintomáticos”. Los síntomas ocurren cuando los cálculos originan inflamación u obstrucción del conducto cístico o del colédoco. Los síntomas principales son: 1) cólico biliar: dolor constante e intenso en el cuadrante superior derecho o en el epigastrio que inicia de forma súbita; a menudo aparece 30 a 90 min después de las comidas, dura varias horas y a veces se irradia al omóplato derecho o a la espalda; 2) náusea y vómito. La exploración física puede tener resultados normales o mostrar dolor a la palpación en el epigastrio o en el cuadrante superior derecho del abdomen.

ESTUDIOS DE LABORATORIO

En ocasiones, el cólico biliar se acompaña de aumentos leves y transitorios de la bilirrubina (<85 μmol/L [<5 mg/100 mL]).

ESTUDIOS DE IMAGEN

Sólo 10% de los cálculos son radioopacos. La ecografía es la mejor prueba diagnóstica. El colecistograma oral ya casi se sustituyó por la ecocardiografía, pero puede usarse para valorar la permeabilidad del conducto cístico y la función de vaciamiento vesicular (cuadro 150-1).

CUADRO 150-1

Valoración diagnóstica de las vías biliares

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.