Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los trastornos de la glándula tiroides se deben sobre todo a procesos autoinmunitarios que estimulan la producción excesiva de hormonas tiroideas (tirotoxicosis) o que ocasionan destrucción glandular y producción deficiente de hormonas tiroideas (hipotiroidismo). Los procesos neoplásicos en la glándula tiroides pueden originar nódulos benignos o cáncer de la tiroides.

La producción tiroidea de las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) es controlada por medio de un circuito de retroalimentación endocrina típico (fig. 168-1). Parte de la T3 es secretada por la tiroides, pero la mayor parte es producida por la desyodación de la T4 en los tejidos periféricos. Tanto la T4 como la T3 se unen a proteínas transportadoras [globulina transportadora de hormonas tiroideas (TBG), transtiretina (se une solo a T4) y albúmina] en la circulación. Se observan mayores concentraciones de T4 total y T3 con concentraciones libres normales en caso de un aumento de las proteínas transportadoras (embarazo, estrógenos, cirrosis, hepatitis y trastornos hereditarios). A la inversa, la disminución de las concentraciones totales de T4 y T3 con concentraciones libres normales se presenta en enfermedades multiorgánicas graves, hepatopatías crónicas y nefrosis.

HIPOTIROIDISMO

Etiología

La deficiencia de la producción de hormona tiroidea puede deberse a una insuficiencia tiroidea (hipotiroidismo primario) o, con menos frecuencia, a enfermedades de la hipófisis o del hipotálamo (hipotiroidismo secundario) (cuadro 170-1). El hipotiroidismo congénito se presenta en uno de 4 000 recién nacidos; la importancia de identificarlo y del tratamiento sin demora para el desarrollo del niño han llevado a implementar programas de detección neonatal. El hipotiroidismo transitorio puede presentarse en la tiroiditis asintomática o subaguda. El hipotiroidismo subclínico (o leve) es un estado que cursa con concentraciones normales de hormona tiroidea libre y de aumento leve de la TSH; pese a su nombre, algunos pacientes pueden tener síntomas leves. A medida que aumentan las concentraciones de TSH y descienden las de T4 libre, los síntomas son más evidentes en el hipotiroidismo clínico (o manifiesto). En zonas de abastecimiento suficiente de yodo, las enfermedades autoinmunitarias y las causas yatrógenas son las etiologías más frecuentes de hipotiroidismo. La edad de mayor incidencia es cerca de los 60 años y la prevalencia aumenta con la edad.

CUADRO 170-1

Causas de hipotiroidismo

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.