Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La obesidad es un estado de masa excesiva de tejido adiposo. No debe definirse sólo por el peso corporal, ya que algunos individuos musculosos pueden tener sobrepeso de acuerdo con normas arbitrarias sin tener una mayor adiposidad. El método que se emplea con más frecuencia para clasificar la categoría de peso y el riesgo de enfermedad es el índice de masa corporal (BMI), que equivale a peso/estatura2 en kg/m2 (cuadro 172-1). Con un BMI similar, las mujeres tienen más grasa corporal que los varones. Además, la distribución regional de la grasa puede influir en los riesgos asociados a la obesidad. La obesidad central (fundamentalmente visceral) [cociente elevado del perímetro de la cintura con respecto al perímetro de las caderas, (razón cintura-cadera) >0.9 en las mujeres y 1.0 en los varones] se interrelaciona de manera independiente con un mayor riesgo de síndrome metabólico, diabetes mellitus, hiperandrogenismo en mujeres y enfermedades cardiovasculares. La obesidad ha aumentado en forma espectacular en las últimas tres décadas. En 2008 en Estados Unidos, 34% de los adultos >20 años eran obesos (BMI >30) y otro 34% tuvo sobrepeso (BMI 25 a 30). Lo más alarmante es la misma tendencia entre niños, donde 16% de ellos eran obesos. Esto ha ocasionado una epidemia de diabetes tipo 2 en niños, una condición casi nunca antes vista hasta ahora. Tales tendencias de aumento en la obesidad no se han limitado a la sociedad del Occidente, y además se están observando a nivel mundial.

CUADRO 172-1

Clasificación de la categoría de peso y el riesgo de enfermedad

ETIOLOGÍA

La obesidad puede resultar del aumento en el aporte de energía, una disminución del consumo de energía o una combinación de estos dos factores. La acumulación excesiva de grasa corporal es consecuencia de factores ambientales y genéticos; los factores sociales y las condiciones económicas también representan influencias importantes. El aumento reciente en la obesidad se puede atribuir a una combinación del exceso del consumo calórico y la disminución de la actividad física. Se han planteado razones que se comprenden poco para asimilar el aumento en la alimentación debido a la composición dietaria, así como la deprivación de sueño y una flora intestinal desfavorable. La susceptibilidad a la obesidad es de carácter poligénico en su naturaleza y se considera que entre 30 y 50% de la variabilidad en las reservas totales de grasa es determinado por factores genéticos. Entre las causas monogénicas, las mutaciones en el receptor de melanocortina 4 son las más comúnes y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.