Skip to Main Content

CONCEPTOS CLAVE

  • Una crisis epiléptica está producida por la descarga sincrónica anormal de un gran conjunto de neuronas. Epilepsia hace referencia a todo trastorno neurológico que se caracteriza por cursar con crisis epilépticas recurrentes.

  • Las crisis epilépticas pueden clasificarse como focales, lo que indica que la descarga anormal inicial se limita a un área específica en un hemisferio, o generalizada, lo que indica que está implicada una gran población de neuronas en ambos hemisferios.

  • Las crisis epilépticas se producen como consecuencia de un cambio en el delicado equilibrio cerebral entre procesos sinápticos excitadores e inhibidores. Este cambio puede deberse a multitud de lesiones cerebrales diferentes, como tumores, infartos cerebrales y traumatismos craneales, así como a anomalías del desarrollo.

  • Muchas formas de epilepsia tienen un componente genético, aunque la herencia de la epilepsia pocas veces es simple.

  • La mayor parte de los antiepilépticos actúan modificando la función de los canales de sodio o calcio, o potenciando la transmisión sináptica inhibidora mediada por GABA.

  • Otras acciones conocidas de un reducido número de antiepilépticos comprenden la potenciación de los canales de potasio, la inhibición de la transmisión glutamatérgica y acciones poco definidas sobre una proteína asociada a las vesículas sinápticas denominada proteína 2A de vesícula sináptica SV2A (del inglés synaptic vesicle protein 2A).

INTRODUCCIÓN

Este capítulo está dedicado a los trastornos que cursan con crisis epilépticas como la epilepsia. Las crisis epilépticas se caracterizan por descargas incontroladas de grupos de neuronas en el cerebro y pueden tener consecuencias devastadoras. Los trastornos epilépticos son frecuentes: aproximadamente un 5 a 10% de las personas sufren al menos una crisis epiléptica durante su vida. Afortunadamente, el tratamiento de las crisis epilépticas ha mejorado progresivamente con la introducción de antiepilépticos más seguros y eficaces.

CRISIS EPILÉPTICAS Y EPILEPSIA

Una crisis epiléptica es una alteración paroxística de la función cerebral producida por una actividad excesiva y generalmente sincronizada de un grupo de neuronas. La actividad epiléptica puede producirse en regiones muy distintas del cerebro, y sus manifestaciones físicas varían de acuerdo con la región en la que se origina. Así, el término crisis epiléptica puede referirse a un lapso de 3 segundos de alteración de la conciencia que apenas es percibido por la persona ni por los testigos del episodio. El mismo término se aplica también para una crisis epiléptica tónico-clónica de “gran mal” (grand mal) que hace que la persona pierda el conocimiento y contraiga todos los músculos del cuerpo, presentando a continuación sacudidas de todo el cuerpo que son tan violentas que pueden producir daño muscular y anomalías electrolíticas.

En muchos casos una crisis epiléptica puede relacionarse con un desencadenante específico, como un traumatismo craneal, fiebre alta o abstinencia de alcohol. Una crisis epiléptica aislada no significa que una persona tenga epilepsia, un trastorno que se define por un aumento de la propensión a presentar crisis epilépticas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.