Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El objetivo del tratamiento de urgencia de las vías respiratorias es mantener la permeabilidad de las vías respiratorias, asegurar la oxigenación y ventilación y prevenir la aspiración. Con la intubación endotraqueal pueden lograrse dichos objetivos. La sedación o relajación muscular después de la intubación pueden facilitar las pruebas diagnósticas. En el capítulo 28 Tratamiento de las vías respiratorias sin penetración corporal, se revisan con detalle los dispositivos extraglóticos.

La intubación en secuencia rápida (RSI, rapid-sequence intubation) consiste en la administración secuencial de un inductor anestésico y un relajante muscular (bloqueador neuromuscular) que faciliten la intubación endotraqueal. Es el método preferido para el tratamiento urgente de las vías respiratorias.1 La RSI permite tasas más altas de buenos resultados con la intubación en casos seleccionados correctamente en los que se necesita tratamiento urgente de las vías respiratorias, y es mejor que la sedación sola. No en todos los pacientes en los que parece apropiada la intubación conviene el tratamiento con RSI; es probable que los enfermos con coma profundo y aquellos con paro cardiaco o respiratorio no presenten una respuesta a la laringoscopia y se puedan intubar sin apoyo farmacológico.

Siempre que se realice la intubación endotraqueal, deben anticiparse dificultades en las vías respiratorias y hay que estar listo para usar otras técnicas para control de las vías respiratorias: ventilación con bolsa y mascarilla, dispositivos de rescate de las vías respiratorias y acceso quirúrgico a las vías respiratorias.2 Además, si no hay probabilidades de obtener buenos resultados con la ventilación con bolsa y mascarilla o dispositivos para rescate, o bien, si hay alteraciones anatómicas que no mejorarán con la intubación en secuencia rápida (edema, tumoraciones, fracturas), no se suprime la respiración espontánea ni la protección intrínseca de las vías respiratorias con la administración de relajantes musculares.

Debe desarrollarse y analizarse un plan de intubación y debe comunicarse a los responsables del equipo de atención médica. Es necesario asegurarse de que los fármacos estén preparados. Debe contarse con equipo para vías respiratorias difíciles o en intubación fallida. Debe revisarse de manera apropiada la posición del paciente. Debe analizarse el plan para hipoxia, hipotensión, sedación y ventilación postintubación. Una lista de verificación puede ayudar a tomar decisiones y prevenir errores.3

INTUBACIÓN OROTRAQUEAL

PREPARACIÓN

La valoración clínica, la oximetría de pulso, capnografía y la evolución esperada del paciente en conjunto guían las decisiones con respecto a la necesidad de intubación endotraqueal. Véase la sección "Vía respiratoria difícil" más adelante para una revisión detallada de la valoración de las vías respiratorias.

EQUIPO

En el cuadro 29-1 se enumera todo el equipo necesario que debe estar disponible al lado de la cama antes de iniciar la intubación.

CUADRO 29-1Equipo necesario para el tratamiento de la vía respiratoria.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.