Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La sedación consiste en la administración de sedantes o de anestésicos disociativos para inducir disminución del nivel de conciencia mientras se conserva la función cardiorrespiratoria, de forma que puede realizarse un procedimiento médico con poca o ninguna reacción o memoria del paciente.1 La sedación y analgesia es la adición de fármacos para reducir o eliminar el dolor.1 Los niveles de sedación se definen con base en el nivel de respuesta del paciente y de su función cardiopulmonar, no por los fármacos utilizados (cuadro 37-1).2 Por definición, los pacientes que reciben sedación no requieren protección sistemática de las vías respiratorias con intubación endotraqueal o con otros métodos auxiliares sobre las vías respiratorias, a diferencia de la anestesia general, que por lo común requiere protección de las vías respiratorias. La sedación se realiza a menudo para procedimientos médicos programados en pacientes ambulatorios por médicos no anestesiólogos3,4 y es una técnica aceptada en la medicina de urgencias.5-8 La sedación en las salas de urgencias presenta diversos problemas para el médico más que la sedación programada en pacientes ambulatorios (cuadro 37-2).1,7,8

CUADRO 37-1Niveles de sedación y analgesia
CUADRO 37-2Comparación de la sedación realizada en forma ambulatoria y en salas de urgencias

NIVEL DE SEDACIÓN

Existen varios principios fundamentales que se siguen para realizar una sedación y analgesia seguras (cuadro 37-3).1,2,7,8 Pese a la planificación y realización cuidadosas, la profundidad de la sedación necesaria o alcanzada no puede predecirse siempre. Por tanto, es importante prepararse para mantener niveles de sedación más profundos de lo esperado. La mayor parte de los agentes utilizados pueden producir niveles variables de sedación, de manera que debe ponerse particular ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.