Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En gran medida, al principio el equipo de EMS comenzó como equipo hospitalario para luego extenderse al campo; se asumió que, si algo funcionaba en el hospital, también lo haría en el campo. Pronto quedó en evidencia que el equipo hospitalario no siempre funcionaba en las condiciones más rigurosas de la atención prehospitalaria. En los últimos 30 años, el equipo ha evolucionado para ser específico del EMS, mejor adaptado para uso en campo en términos de tamaño, peso y durabilidad. Este equipo está dirigido a reanimar y acomodar al paciente para su traslado al hospital, así como para mantener la estabilidad durante el traslado de urgencia o entre una institución y otra. Conforme continúa el perfeccionamiento de la ciencia de EMS, más equipo se someterá a escrutinio para confirmar su efectividad.1 Las cuatro preguntas básicas sobre la eficacia del equipo de EMS son:

  1. ¿Realiza su función?

  2. ¿Es seguro?

  3. ¿Puede aplicarse a situaciones de campo?

  4. ¿El personal de atención prehospitalaria puede utilizarlo de manera eficaz?

La naturaleza del equipo de EMS está cambiando debido a que se ha ampliado el campo de práctica de los paramédicos y ya no hay límites claros entre los niveles de atención del personal de apoyo vital básico (BLS, basic life support) y el de apoyo vital avanzado (ALS, advanced life support). El equipo que antes se consideraba sólo para atención de ALS, ahora se encuentra en algunas ambulancias de BLS (p. ej., desfibriladores y auxiliares para las vías respiratorias). Este capítulo trata sobre los vehículos de EMS, las comunicaciones, el expediente electrónico del paciente, equipo personal de protección y equipo específico para estabilización, reanimación y tratamiento.

VEHÍCULOS

Los vehículos pueden ser ambulancias terrestres, helicópteros, aeronaves de ala fija o diversos vehículos de primera respuesta (camiones de bomberos, patrullas de policía o vehículos utilitarios deportivos [tipo jeep]). El vehículo de uso más frecuente es la ambulancia terrestre, clasificada en tres variedades comunes:

  • Tipo I: chasis de camioneta estándar (p. ej., pick-up) con una caja modular separada para llevar al personal, el paciente y el equipo.

  • Tipo II: una furgoneta más grande.

  • Tipo III: un chasis de furgoneta con una caja modular integrada en la parte posterior para la atención médica y el equipo.

En los tipos II y III hay un acceso físico entre los compartimientos del conductor y de atención al paciente, a diferencia del tipo I, en el que estos espacios están separados.

Por lo general, los vehículos terrestres tienen dispositivos de advertencia (luces y sirena) como parte del equipo. El uso injustificado de las luces rojas y sirenas es peligroso para la tripulación de EMS, para el paciente a bordo (si lo hay) y para el público general en las calles.2 Son importantes los protocolos o guías para limitar el uso de estos dispositivos sólo a las ocasiones ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.