Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La exposición a la radiación puede ser accidental o intencional. El año 2015 marca el 70 aniversario del lanzamiento de la bomba en Hiroshima y Nagasaki, con casi 20 000 muertes agudas y un incontable número de individuos con incapacidad crónica. Pueden ocurrir exposiciones accidentales durante el transporte, almacenamiento o al trabajar con materiales radiactivos o bien, por errores en la dosificación de la radioterapia. La mayor parte de los incidentes civiles involucran exposiciones industriales por fuentes de radiación selladas.1 El desastre nuclear de Fukushima Daiichi ocasionó casi 1 000 muertes relacionadas con el desastre; sin embargo, al momento de escribir esta obra, no había muertes relacionadas con la exposición a la radiación.2

La exposición accidental más grande, reportada, tuvo lugar en Goiânia, Brasil en 1987. Una fuente radiactiva de cesio-137 fue abandonada en un instituto de radioterapia. Algunos individuos que buscaban desechos de metal retiraron la fuente radiactiva y la desmantelaron. La vendieron a un comerciante de chatarra, quien observó que el material brillaba en la oscuridad. A causa de esta característica singular, la distribuyó a sus familiares y amigos, quienes rápidamente sufrieron enfermedad aguda por radiación. Con la conclusión de este evento, en la cual se valoró a 112 000 individuos por exposiciones, 249 personas sufrieron contaminación, 20 de los cuales requirieron hospitalización y cuatro de ellos fallecieron.3,4

Un caso famoso de exposición intencional involucró a Alexander Litvinenko, un exagente de la KGB que había desertado hacia Inglaterra; en el año 2006, después de haberse encontrado con sus antiguos colaboradores, sufrió una enfermedad gastrointestinal prolongada con leucopenia asociada. El día de su defunción, se identificaron concentraciones elevadas de polonio-210, lo que confirmó la muerte por exposición a radiación. Los investigadores del homicidio revelaron que había realizado pruebas en varias regiones de Inglaterra y que esto lo había contaminado.5 Los servicios de salud pública reportaron que hubo 1 693 individuos locales e internacionales que podrían haber estado expuestos durante tales pruebas.6,7

Los dispositivos de dispersión radiológica o "bombas sucias" combinan materiales radiactivos con explosivos convencionales en un intento por dispersar material radiactivo sobre población desprevenida. El uso intencional de estos dispositivos tiene como fin generar lesiones, pero el verdadero objetivo es generar pánico masivo e histeria, rebasar los recursos locales, afectar la economía local y ocasionar esfuerzos prolongados de limpieza.4

FUNDAMENTOS DE LA FÍSICA DE LA RADIACIÓN

La energía de radiación incluye la totalidad del espectro electromagnético: desde longitud de onda larga, de baja energía y baja frecuencia de la radiación no ionizante, hasta ondas de radio y microondas hasta longitud de onda corta, de alta energía y frecuencia elevada de la radiación ionizante. Esta última tiene suficiente energía para desplazar un electrón de un átomo y generar partículas con carga. Las fuentes de radiación ionizante son partículas alfa, partículas beta, neutrones y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.