Skip to Main Content

EPIDEMIOLOGÍA

Es difícil determinar el número exacto de casos de estado de choque que se presentan en las salas de urgencias de Estados Unidos, por la falta de sensibilidad de los parámetros clínicos, las definiciones actuales y la ausencia de una base de datos central que registre estos casos. Las estimaciones previas calculan que se valoran más de 1 millón de casos de estado de choque en los servicios de urgencias cada año en Estados Unidos.1 Tales estimaciones se basan en gran medida en la suposición de que la hipotensión, definida como la presión arterial sistólica <90 mmHg es compatible con estado de choque en individuos adultos. Utilizando esta definición, la incidencia de pacientes con hipotensión que acuden a los servicios de urgencias en Estados Unidos es de casi 5.6 millones de casos por año.2

La mortalidad depende del evento desencadenante. Se calcula que el choque séptico tiene una mortalidad de 40 a 60% y el choque cardiógeno de 36 a 56%.4 Casi 30 a 45% de los pacientes con choque séptico y 60 a 90% de los pacientes con estado de choque cardiógeno fallecen en menos de un mes a partir de la presentación.3,4 Con las mejorías en el diagnóstico y tratamiento, la mortalidad por choque neurógeno se ha reducido de manera significativa. La definición y tratamiento del estado de choque continúan evolucionando, pero el estudio inicial de un paciente en estado de choque sigue principios similares, sin importar cuál sea la causa o el factor desencadenante.

Los pacientes se presentan a los servicios de urgencias en diversas etapas de una enfermedad crítica y del estado de choque. Estas etapas se confunden por factores relacionados con la edad, enfermedades asociadas y retraso en la presentación. Es esencial el reconocimiento temprano, el diagnóstico rápido y la reanimación con bases empíricas. Podría ser necesario que el tratamiento y la estabilización del paciente ocurran de manera simultánea junto con la valoración.

FISIOPATOLOGÍA

El estado de choque es un estado de insuficiencia circulatoria que crea un desequilibrio entre el suministro de oxígeno a los tejidos y el consumo de oxígeno, lo que ocasiona falla de órganos. La reducción en la perfusión eficaz puede deberse a deficiencias locales o globales en el suministro de oxígeno o en su utilización con sustratos subóptimos al nivel celular o subcelular.5 Los mecanismos que dan origen a estado de choque a menudo se dividen en cuatro categorías: 1) hipovolémico, 2) cardiógeno, 3) distributivo y 4) obstructivo.

FACTORES QUE AFECTAN EL GASTO CARDIACO

La comprensión de los mecanismos de suministro y consumo de oxígeno son básicos para el tratamiento del estado de choque. Pese a que la fisiología es compleja, la familiaridad con estos principios básicos, con las ecuaciones y con sus interacciones es un aspecto esencial (cuadros 12-1 y 12-2). Como se observa en la ecuación de gasto cardiaco (CO), el gasto cardiaco está determinado por la frecuencia cardiaca y el volumen sistólico. El volumen sistólico depende de la precarga, la poscarga y la contractilidad. La presión arterial media (MAP) demuestra ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.