Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA

En este capítulo se revisan las características del posible síndrome coronario agudo (ACS, acute coronary syndrome) o del ACS de baja probabilidad, lo que incluye pacientes con dolor torácico u otro síntoma equivalente de isquemia, pero sin evidencia objetiva de isquemia coronaria aguda o infarto, es decir, no se observa la elevación ni la depresión característica del segmento ST en el trazo electrocardiográfico ni anomalías en las concentraciones de marcadores cardiacos. Los diagnósticos electrocardiográfico, con aumento de las concentraciones de marcadores cardiacos o con otras características de alto riesgo se revisan en el capítulo 49, Síndromes coronarios agudos.

En el servicio de urgencias, de los pacientes con dolor torácico poco característico, el 7% de los casos se tuvo manifestaciones electrocardiográficas compatibles con isquemia aguda o infarto y 6 a 10% de ellos, en quienes se solicitan marcadores cardiacos, tendrán resultados iniciales positivos.1 El resto de los pacientes no tendrá cambios electrocardiográficos diagnósticos o marcadores cardiacos positivos al inicio por lo que se clasificarán como ACS posible o de baja probabilidad. En Estados Unidos, la valoración de estos pacientes con ACS posible o real tiene un costo aproximado de 10 000 a 12 000 millones de dólares estadounidenses cada año.2

De todos los pacientes con posible ACS, al final sólo en 5 a 15% se demostrará éste.3 La tasa de egresos de la sala de urgencias para pacientes con ACS permanece cercana a 4%.5 Los pacientes con ACS que son dados de alta a su domicilio desde las salas de urgencia tienen peores resultados clínicos y mayores tasas de mortalidad en comparación con aquellos que se hospitalizaron al inicio. Los datos clínicos que se encuentran fácilmente disponibles para el médico de urgencias, como los antecedentes, datos de la exploración física y resultados del ECG, no pueden descartar ACS en la mayor parte de los individuos porque 3 a 6% de los pacientes con dolor torácico de origen no cardiaco o con un diagnóstico alternativo evidente tendrán un evento adverso de origen cardiaco a corto plazo.4,5 Por tanto, la mayor parte de los pacientes con posible ACS deben someterse a pruebas cardiacas adicionales.

FISIOPATOLOGÍA

El ACS consiste en un conjunto de síntomas y signos que son consecuencia del desequilibrio del suministro de oxígeno miocárdico y la demanda. Hay tres clasificaciones generales de ACS: angina inestable, infarto miocárdico sin elevación del segmento ST (NSTEMI, non-ST-segment elevation myocardial infarction) e infarto miocárdico con elevación del segmento ST (STEMI, ST-segment elevation myocardial infarction). La angina inestable es un tipo de ACS sin elevación de los marcadores biológicos y sin elevación patológica del segmento ST, lo que ocasiona isquemia sin infarto. El infarto agudo del miocardio (AMI, acute myocardial infarction) ocurre cuando el tejido miocárdico carece de oxígeno y de sustratos por un periodo suficiente de tiempo para causar ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.