Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA

La nefropatía en etapa terminal (ESRD, end-stage renal disease) es la pérdida irreversible de la función renal que da por resultado la acumulación de toxinas y la pérdida de la homeostasia interna. La uremia es un síndrome clínico debido a ESRD que en general es mortal sin alguna forma de tratamiento de remplazo renal. En la actualidad, el tratamiento de remplazo renal consta de dos modalidades básicas: trasplante renal y diálisis, ya sea hemodiálisis o diálisis peritoneal (PD, peritoneal dialysis).

La hemodiálisis constituye el tratamiento inicial en la mayor parte de los casos nuevos de ESRD en adultos, donde muy pocos empiezan con PD e incluso menos reciben un trasplante renal predialítico. Estas proporciones se invierten en los niños, donde la mayoría recibe trasplantes. Más de 90 000 estadounidenses espera un trasplante de riñón y el intervalo promedio en la lista de espera para un trasplante es de 2.6 años.

Cerca de 50% de los pacientes que se someten a hemodiálisis y PD sigue vivo tres años después de haber empezado el tratamiento y cerca de 50% de las muertes son causadas por problemas cardiacos. La muerte es producida por una infección hasta en 25% de los pacientes y la otra causa es la enfermedad cerebrovascular y el cáncer.

FISIOPATOLOGÍA

La uremia es la contaminación de la sangre con orina; difiere de la hiperazoemia, que es la acumulación de nitrógeno en la sangre. La insuficiencia renal asume diversas formas, que a menudo coexisten.

La insuficiencia excretora da por resultado un aumento de las concentraciones de >70 sustancias químicas en el plasma urémico, lo cual da origen a la hipótesis de que estas toxinas, solas o combinadas, producen disfunción urémica de los órganos y causan síntomas de uremia. La urea no es la toxina principal y otras posibles toxinas urémicas son cianato, guanidina, poliaminas y mocroglobulina β2.1 Si la uremia fuese simplemente un toxídromo, entonces la diálisis aboliría todos sus efectos adversos; sin embargo, no lo hace, en parte debido a que muchas toxinas se adhieren a las proteínas y no se pueden dializar.2 Puesto que muchas disfunciones orgánicas relacionadas con la uremia persisten después de la diálisis, sin duda hay otros procesos importantes.

La insuficiencia biosintética designa los aspectos de la uremia causados por la pérdida de las hormonas renales 1,25(OH)2-vitamina D3 y eritropoyetina. Los riñones son la principal causa de la secreción de eritropoyetina y 1α hidroxilasa, que es necesaria para producir la forma activa de la vitamina D3. Puesto que 85% de la eritropoyetina se produce en los riñones, los pacientes con ESRD tienen una reducción de las concentraciones de eritropoyetina, lo que contribuye a la anemia. La deficiencia de vitamina D3 da por resultado una disminución de la absorción de calcio en el tubo digestivo, lo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.