Skip to Main Content

COMPLICACIONES DE LOS CATÉTERES URINARIAS

Los catéteres urinarios se deben emplear con moderación. Las sondas uretrales permanentes son las utilizadas con más frecuencia; para la colocación de las sondas suprapúbicas se necesita un procedimiento quirúrgico, pero tiene menos complicaciones infecciosas (Cap. 92, Retención urinaria aguda). La mayor parte de las sondas es de látex, pero hay de silicón para individuos con alergia a ese material.1 El cuadro 95-1 señala las complicaciones vinculadas con las sondas urinarias.

CUADRO 95-1Complicaciones de las sondas urinarias

INFECCIÓN

Las infecciones de las vías urinarias (UTI, urinary tract infections) relacionadas con el uso de sondas son uno de los tipos más frecuentes de infección hospitalaria. El riesgo de infección se aproxima al 1 y 2% cuando la sonda permanece colocada durante <24 h; la prevalencia de la bacteriuria alcanza cerca del 100% con la sonda de largo plazo (a los 30 días).2 Las condiciones que incrementan el riesgo de UTI asociadas a la sonda incluyen género femenino, hipertrofia prostática, creatinina >2 mg/100 ml, diabetes, edad avanzada, enfermedad no quirúrgica y debilitamiento. Los factores microbianos relacionados con la incidencia de UTI por el uso de sonda incluyen la fuente de los microorganismos, el tipo específico de bacteria, la vía de entrada y la duración de la cateterización.

Fisiopatología

En las vías urinarias sin sonda, las bacterias se eliminan con eficacia. En cambio, la mayor parte de las cepas bacterianas introducidas a las vías urinarias con sonda pueden multiplicarse con rapidez hasta alcanzar concentraciones altas en 24 h. Las bacterias logran entrar a las vías urinarias por el lumen de la sonda (vía intraluminal) o por su superficie (vía extraluminal). El tubo de drenaje de una bolsa de recolección urinaria debe abrirse de forma periódica para que salga la orina acumulada. Si el lumen del tubo de drenaje está colonizado, las bacterias pueden ascender hasta la bolsa colectora y la sonda e inducir una infección. La infección que tiene su origen en el lumen de la sonda inicia con la formación de una biopelícula en la superficie interna de la misma. Esta biopelícula se observa en las sondas, bolsas colectoras y epitelio urinario; facilita la adhesión de las bacterias a la sonda o a la superficie mucosa. Los microorganismos se alojan dentro de la biopelícula y quedan protegidos contra el flujo mecánico de la orina, las defensas del hospedador y los antibióticos.2 La microbiología de las UTI relacionadas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.