Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA

El término enfermedad pélvica inflamatoria (PID, pelvic inflammatory disease) comprende una gama de infecciones de la porción superior del aparato reproductor femenino. La PID es un trastorno frecuente y delicado que empieza por una infección ascendente proveniente del cuello uterino y la vagina. Este término incluye a salpingitis, endometritis, miometritis, parametritis, ooforitis y absceso tuboovárico y, en ocasiones, se extiende hasta causar periapendicitis, peritonitis pélvica y perihepatitis (síndrome de Fitz-Hugh-Curtis). La PID es la infección más delicada en las mujeres de 16 a 25 años de edad.1

Las secuelas a largo plazo, incluida la infertilidad por factor tubario, fracaso de la implantación después de la fecundación in vitro, embarazo ectópico y dolor crónico, pueden afectar finalmente al 11% de las mujeres en edad fértil.2 La causa más común de muerte es la rotura de un absceso tuboovárico y la mortalidad relacionada con la rotura varía de 5 a 10%, incluso con los métodos terapéuticos actuales.

FISIOPATOLOGÍA

MICROORGANISMOS CAUSALES DE ENFERMEDAD PÉLVICA INFLAMATORIA

En muchos casos de PID, se cultivan Neisseria gonorrhoeae y Chlamydia trachomatis, por lo cual el tratamiento se dirige contra estos microorganismos. Sin embargo, el cultivo del material obtenido de las vías reproductoras superiores demuestran claramente una infección polimicrobiana, que comprende la infección por flora vaginal tanto anaerobia como aerobia.3 En el cuadro 103-1 se enumeran los patógenos más frecuentes en la enfermedad pélvica inflamatoria. Neisseria gonorrhoeae y C. trachomatis a menudo contribuyen a la infección inicial de la porción superior del aparato genital, mientras que los microorganismos anaerobios, anaerobios facultativos y otras bacterias predominan conforme aumenta la inflamación y se forman abscesos.

CUADRO 103-1Microorganismos asociados con PID

La vaginosis bacteriana (BV) a menudo se identifica en mujeres con enfermedad pélvica inflamatoria y el microorganismo asociado con la BV (Gardnerella vaginalis, Mycoplasma hominis, Ureaplasma urealyticum, bacilos aerobios gramnegativos pigmentados y no pigmentados) puede hacer la diferencia en la probabilidad de desarrollar enfermedad pélvica inflamatoria.4,5

La infección por Trichomonas vaginalis se asocia con un incremento de cuatro veces en la incidencia de endometritis aguda. La coinfección por el virus del herpes simple 2 y C. trachomatis, N. gonorrhoeae o bacterias que causan vaginosis también se asocian con endometritis aguda. La infección con virus del herpes simple 2 causa inflamación de las trompas de Falopio y ulceración baja que puede ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.