Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los síntomas mamarios más frecuentes en el servicio de urgencias son dolor mamario, presencia de tumores mamarios, secreción a través del pezón, infección y complicaciones posteriores a intervención quirúrgica. Casi 30% de las mujeres acudirán al médico con un síntoma relacionado con las mamas.1 Estos trastornos rara vez constituyen una urgencia, con excepción de los casos que se acompañan de fiebre, pero muchas veces la preocupación por la posibilidad de un cáncer mamario contribuye a incrementar la ansiedad de la paciente.

FISIOPATOLOGÍA

La mama de la mujer adulta posee ~20% de tejido glandular y el resto del tejido mamario consta de grasa y tejido conjuntivo que confieren a la mama su textura y forma características. Los lóbulos glandulares vierten su contenido en conductos lactíferos, que convergen y drenan al pezón. En mamas no péndulas, el pezón es una referencia anatómica importante ubicada sobre el cuarto espacio intercostal.

El tejido mamario normal se extiende desde la unión en posición esternocostal en sentido medial hasta la línea media axilar en posición lateral y desde la segunda hasta la sexta costilla sobre la línea medioclavicular. La irrigación proviene de las arterias mamaria interna, torácica lateral, toracodorsal y subescapular, mientras que el drenaje venoso inicia en el plexo subareolar, continúa en las venas intercostales, mamaria interna y venas axilares. El drenaje linfático de la mama se dirige hacia la axila y una pequeña parte desemboca en los ganglios linfáticos mamarios internos.

Las variaciones cíclicas de estrógenos, progesterona, hormona foliculoestimulante y hormona luteinizante gobiernan los cambios glandulares y del estroma en la fisiología mamaria.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

ANAMNESIS

Es importante interrogar a la paciente sobre la presencia de tumores o dolor, su ubicación en la región y la duración de los síntomas. Las molestias que varían con la menstruación sugieren una causa benigna y los cánceres a menudo son asintomáticos. La irradiación del dolor hacia otras regiones del cuerpo es en especial importante cuando se sospecha la posibilidad de un cáncer. La presencia de síntomas en el parénquima mamario contralateral también indica un diagnóstico benigno. En segundo lugar, se valora el color y la consistencia de la secreción que sale del pezón, aunque el color no permite distinguir entre un trastorno benigno y uno maligno. Los cambios que la paciente advierte durante la autoexploración mamaria suelen ser importantes y se deben correlacionar con el ciclo menstrual. Se le interroga acerca de los antecedentes heredofamiliares, de manera específica sobre los familiares en primer grado con cáncer mamario y otros factores de riesgo (vida reproductiva después de los 30 años de edad, confirmación por medio de biopsia de una hiperplasia atípica o antecedente de radioterapia torácica). Sin embargo, la mayoría de las mujeres con cáncer mamario carece de factores de riesgo evidentes con excepción de los dos más importantes: género femenino y edad. Más de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.