Skip to Main Content

SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE

El síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, sudden infant death syndrome) es el fallecimiento inesperado de lactantes <1 año de vida; no se ha identificado una causa patológica por medio de la anamnesis y la exploración física minuciosas, el examen de necropsia, e investigaciones ambientales. El SIDS es un diagnóstico de exclusión. Este síndrome ha sido una causa principal de fallecimiento de lactantes de un mes a un año de vida. En el pasado, en Estados Unidos murieron por SIDS de 5 000 a 10 000 pequeños (1 a 2 casos por 1 000 nacimientos de productos vivos). En fecha reciente, con los cambios recomendados respecto a la posición del pequeño al dormir, el número de muertes ha disminuido a 2 200, aproximadamente, con una frecuencia de 0.57 muertes por 1 000 lactantes.1 Al parecer, algunos signos detectados en la necropsia son relativamente constantes en los recién nacido que mueren por SIDS, e incluyen hemorragias petequiales intratorácicas, tiroidomegalia, encefalomegalia, microcardia, sangre no coagulada en el corazón, restricción del crecimiento de riñones, y vejiga y recto vacíos.2 La muerte súbita e inexplicada del lactante es un término más amplio que incluye todos los fallecimientos imprevistos que comprenden casos de SIDS, así como otros en los que se identifican las causas, como las canalopatías y los trastornos de la oxidación de ácidos grasos.3

EPIDEMIOLOGÍA

La incidencia máxima del síndrome se presenta entre los dos y cuatro meses de vida. El SIDS es raro en el primer mes de vida, tal vez porque los recién nacidos muestran una capacidad anaerobia mayor para sobrevivir y pueden incrementar su PaO2 por arriba de 20 mmHg con una boqueada. En grupos socioeconómicos bajos se advierte una cifra desproporcionada de muertes por SIDS; lo anterior sólo es válido para el fallecimiento en la lactancia, por todas las causas. Se advierte una variación étnica: los estadounidenses de origen asiático están expuestos a un menor riesgo, en tanto que los estadounidenses de raza negra y nativos presentan un riesgo mayor. Es más frecuente que las madres de pequeños que han muerto de SIDS tengan <20 años de edad, no estén casadas, sean fumadoras, consuman estupefacientes y hagan pocas visitas de vigilancia prenatal y postparto. El tabaquismo materno en las dos fases mencionadas aumenta la incidencia de SIDS; hay una mayor posibilidad de que aparezca durante los meses de invierno (hemisferio septentrional) y cuando el recién nacido esté dormido. Se sabe que 30 al 50% de los niños con SIDS tiene alguna infección aguda, por lo común en la zona superior de las vías respiratorias, para la fecha en que mueren. También se ha vinculado con el síndrome, la presencia de otitis media y gastroenteritis.

Se ha prestado gran atención a la posición del pequeño al dormir, como un factor de riesgo modificable del síndrome. La posición en decúbito ventral se ha vinculado con una razón mayor del cociente de probabilidades, de 4.92. En investigaciones clínicas se observó que los pequeños colocados sobre su vientre volvían a inhalar aire espirado y presentaban hipercarbia.4 Además, los lactantes en circunstancias normales disipan calor a través de su cabeza y el dormir sobre su vientre puede inhibir la pérdida calórica y con ello exacerbar la hipertermia, otro factor identificado de riesgo de SIDS.5 Un número desproporcionado de pequeños muere de SIDS mientras están a cargo de una niñera;6 se advierte que muchos de ellos están en decúbito ventral. En algunos lactantes constituyó la primera vez que se les había colocado en esa posición; los investigadores han planteado que ellos tuvieron potencia y tono deficientes de sus músculos del cuello. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.