Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA

Se requieren ciertas medidas de reanimación del recién nacido en casi 10% de todos los nacimientos; la reanimación exhaustiva es necesaria en casi 1%. Es necesario reanimar en la sala de partos a más del 50% de la población de alto riesgo conformada por recién nacidos con peso muy bajo al nacer (<1 500 g). En todo el mundo, casi 25% de las muertes neonatales son consecuencia de asfixia al nacimiento.1 Con la vigilancia adecuada antes y durante el parto, es posible identificar la necesidad potencial de reanimación activa al nacer desde antes del parto. Por desgracia, la llegada de un recién nacido a la sala de urgencias nunca se prevé. En este capítulo se revisan los principios de la reanimación de urgencia de los recién nacidos.

FISIOPATOLOGÍA

La transición de la vida intrauterina a la extrauterina es un periodo peligroso. Incluso el trabajo de parto normal impone un estrés considerable a la unidad fetoplacentaria. El flujo sanguíneo y, por tanto, el aporte sanguíneo, experimentan una disminución transitoria durante las contracciones uterinas. Cuando existe, la compresión del cordón umbilical afecta aún más el flujo sanguíneo. Aunque las imágenes ecográficas prenatales y durante el parto, junto con la vigilancia del tono cardiaco fetal, han permitido un mejor cuidado del bienestar fetal, todavía es inexacta la predicción del estado fetal al nacer. Las complicaciones maternas del embarazo que predisponen a los recién nacidos a complicaciones incluyen infecciones, enfermedades crónicas o gestacionales (p. ej., diabetes, lupus) y uso de fármacos de prescripción o drogas ilegales. Las complicaciones del trabajo de parto, como el de tipo prematuro, la rotura prolongada de membranas, fiebre materna, o ambos; la posición fetal pélvica o transversa; el desprendimiento placentario, y los problemas con el cordón umbilical, como su posición nucal (cordón dispuesto alrededor del cuello) o los nudos verdaderos en el cordón, aumentan mucho el riesgo para el feto.

Una vez que se produce el parto, el recién nacido todavía enfrenta varios riesgos durante su transición a la vida extrauterina. Los requerimientos de esta transición incluyen el inicio de la respiración, absorción de líquido pulmonar, reducción de la resistencia en la vasculatura pulmonar para permitir el flujo en el circuito vascular pulmonar y cierre del conducto arterioso y agujero oval persistente. Los recién nacidos prematuros y los recién nacidos pequeños para su edad gestacional tienen retos adicionales en la transición de la fisiología fetal neonatal, incluida insuficiencia de surfactante pulmonar, matrices germinativas frágiles en los ventrículos cerebrales y piel delgada, lo cual afecta la termorregulación. La transición del ambiente intrauterino estéril al mundo extrauterino plagado de bacterias impone una carga potencial más al recién nacido.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

ANAMNESIS

Debe realizarse un resumen de la historia clínica de la madre, que incluya la fecha de última menstruación y cálculo de edad gestacional; número de embarazos previos y de hijos vivos; antecedente de diabetes, hipertensión o problemas relacionados con el embarazo; atención prenatal (lo que incluye ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.