Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las glándulas suprarrenales sintetizan hormonas esteroides en la corteza y catecolaminas en la médula. El término insuficiencia suprarrenal denota el estado de escasa producción hormonal de la corteza de la glándula. La insuficiencia suprarrenal primaria o enfermedad de Addison, es causada por la disfunción intrínseca de la glándula suprarrenal, con la cual disminuye la producción de cortisol, aldosterona y de hormonas sexuales. Este trastorno es poco frecuente, con una prevalencia de 39 a 144 casos por millón de habitantes.1

La insuficiencia suprarrenal secundaria proviene de la disfunción hipotalámica-hipofisiaria que origina insuficiencia para secretar hormona liberadora de corticotropina, hormona adreconocorticotrópica (ACTH), o ambas. Este desorden condiciona solamente deficiencia de cortisol.

La crisis suprarrenal es una exacerbación de la insuficiencia homónima que puede ser letal y que es causada por una mayor necesidad funcional que imposibilita el incremento en la producción hormonal.

ANATOMÍA DE LAS GLÁNDULAS SUPRARRENALES

La glándula suprarrenal está compuesta de una corteza y médula, que producen hormonas esteroides y catecolaminas, respectivamente. La corteza suprarrenal produce tres categorías de esteroides; a saber: glucocorticoides (cortisol), mineralocorticoides (aldosterona) y gonadocorticoides (hormonas sexuales). Los glucocorticoides son producidos en la zona glomerular, en tanto que los dos últimos grupos de esteroides son generados por las zonas fasciculada y reticular de la corteza suprarrenal. La médula suprarrenal produce adrenalina, noradrenalina y una pequeña cantidad de dopamina, en respuesta a la estimulación por las neuronas simpáticas preganglionares.

El cortisol es secretado por la corteza de las suprarrenales en reacción a la estimulación directa de ACTH; la secreción de esta última hormona es estimulada por el factor liberador de corticotropina, a su vez liberado por el hipotálamo. El fenómeno anterior sigue un ritmo diurno y las concentraciones mayores son secretadas por la mañana y las menores en los comienzos de la noche. En circunstancias normales, el cortisol diario equivale a cerca de 20 mg/día de hidrocortisona. El cortisol plasmático suprime la liberación de ACTH por inhibición por retroalimentación negativa. El cortisol facilita la respuesta a la tensión fisiológica del sujeto, de manera que afecta el corazón, el lecho vascular, la excreción de agua, el equilibrio de electrólitos, la potenciación de la acción de catecolaminas y el control de la distribución de agua; afecta el metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos al estimular la glucogenólisis y la gluconeogénesis. También participa en las respuestas inmunológica e inflamatoria y modifica el metabolismo de calcio. Induce el crecimiento y el desarrollo, pero su exceso interfiere en la conservación de la mucosa del tubo digestivo, lo cual puede ocasionar úlcera péptica.

La secreción de aldosterona es controlada más bien por el sistema de renina-angiotensina y por la concentración de potasio sérico. El sistema recién mencionado controla las concentraciones de aldosterona en respuesta a cambios en el volumen, la postura corporal y el consumo de sodio. El potasio en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.