Skip to Main Content

ESGUINCES Y LUXACIONES DE LA ARTICULACIÓN ESTERNOCLAVICULAR

ANATOMÍA

La articulación esternoclavicular tiene en su interior un disco fibrocartilaginoso; éste genera el menor grado de estabilidad ósea de cualquier articulación mayor, porque menos de la mitad del extremo interno de la clavícula se articula con la zona superior del esternón. Sin embargo, es una estructura extraordinariamente estable gracias a los potentes ligamentos vecinos; como resultado, muchas de las lesiones resultan ser esguinces sencillos, y son más bien raras las luxaciones y las fracturas.1-3

La epífisis clavicular interna es una de las últimas del cuerpo cuya imagen se manifiesta en las radiografías (18 años de vida), y la última en cerrar (22 a 25 años de edad). Una luxación patente de la articulación esternoclavicular en niños y adultos jóvenes resulta ser típicamente una fractura de tipo I o II de Salter-Harris en la que el desplazamiento de la metáfisis clavicular hacia adelante o hacia atrás, obliga a la consulta y la vigilancia con el ortopedista para la curación óptima y la remodelación.1,4

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

La luxación posterior es consecuencia de un golpe directo o una fuerza indirecta aplicada al hombro; esto último hace que el hombro se desplace hacia delante al momento del impacto. La luxación anterior puede resultar de una fuerza indirecta similar, si el hombro gira hacia atrás en el momento de aplicar la gran fuerza.

La manifestación principal del trastorno es el dolor intenso exacerbado por el movimiento del brazo y por la adopción del decúbito dorsal. El hombro pareciera más corto y desplazado hacia adelante. En la exploración física, la luxación anterior muestra prominencia del extremo interno de la clavícula, que es visible y palpable en plano anterior al esternón, aunque la hinchazón y el dolor al tacto pueden impedir el diagnóstico. En la luxación posterior, el extremo interno de la clavícula es menos visible, con frecuencia no es palpable; la persona puede tener signos y síntomas de compresión del contenido del mediastino superior, como estridor, disfagia y disnea (fig. 271-1).3 Por otra parte, los traumatismos menores pueden ocasionar un esguince de la articulación esternoclavicular que ocasiona únicamente dolor e hinchazón localizado en esa estructura.

FIGURA 271-1.

Luxación posterior de la articulación esternoclavicular que comprime estructuras mediastínicas.

DIAGNÓSTICO

Las radiografías corrientes tienen poca sensibilidad para detectar una luxación, pero se necesita la práctica inmediata de una radiografía de tórax para descartar la presencia de neumotórax, neumomediastino y hemoneumotórax. Pueden ser útiles proyecciones especiales y comparativas con la clavícula del lado contrario.1 La tomografía computarizada (CT, computed tomography) es la técnica de imagen más indicada ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.