Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA

En este capítulo se analizan la epidemiología, profilaxis antes y después del contacto, cuadro clínico y tratamiento de la rabia.

La información actual se puede obtener de la página domiciliaria sobre rabia de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) (http://www.cdc.gov/rabies/).

En el mundo, más de 3 000 millones de personas en más de 100 países están expuestas al peligro de contraer rabia.1 La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que más de 15 millones de personas reciben un régimen preventivo después del contacto con el virus y más de 55 000 personas mueren por rabia cada año, no obstante la disponibilidad de una profilaxis efectiva después del contacto con el virus.

La rabia es de modo predominante una enfermedad de animales.2-4 La epidemiología en los seres humanos refleja la distribución del padecimiento en los animales y el grado de contacto de personas con ellos. En el cuadro 157-1 se resumen los principales vectores de la rabia.

CUADRO 157-1Principales vectores de la rabia en el mundo y Estados Unidos

En Estados Unidos, la rabia es endémica entre muchas poblaciones de animales salvajes y en el año 20105 se notificaron más de 6 000 animales con rabia. Si bien la rabia en el ser humano es rara en Estados Unidos, se administra profilaxis contra ella después del contacto con el virus en alrededor de 40 000 personas cada año.6 Entre los años 2001 y 2011 se notificaron 29 casos de rabia en seres humanos en Estados Unidos y ocho casos habían contraído el virus en otros países. Cerca de 90% de los casos estaban ligados a murciélagos. La mayor parte de los casos contraídos fuera de Estados Unidos y Canadá fueron por mordedura de perros.5,7,8

FISIOPATOLOGÍA

El virus de la rabia es el miembro prototípico del género Lyssavirus.9,10 Los lyssavirus están adaptados para multiplicarse en el SNC de mamífero, se transmiten por contacto directo y no son transmitidos por insectos ni se multiplican en forma natural dentro de éstos.

Los virus que infectan las glándulas salivales de los animales agresores son los que confieren infecciosidad a la saliva.2-4,11 Después de la mordedura, la saliva que contiene los virus infectantes de rabia se deposita en los músculos y los tejidos subcutáneos. Las partículas permanecen cerca del sitio de contacto en la mayor parte ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.