Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En la mayor parte de los pacientes, la exploración física confirma durante la anamnesis la formulación de pensamientos, que a menudo es fundamental para la valoración del paciente. El tiempo de inicio, la progresión de los síntomas, los síntomas asociados y los factores exacerbantes son aspectos importantes en la anamnesis para guiar una exploración apropiada y para la realización de otras pruebas. La exploración neurológica no existe en forma aislada de la exploración física general o de los procedimientos de imagen y es poco común que la exploración neurológica delimite un problema que no hubiera sido sugerido antes con base en la anamnesis o exploración física general del paciente. Pocos datos de la exploración neurológica son patognomónicos de una enfermedad clínica o son lo suficientemente específicos para que la simple exploración asegure el diagnóstico. Un aspecto que complica aún más la utilidad de la exploración neurológica es que la sensibilidad y especificidad de las diferentes técnicas de exploración no han sido investigada de manera rigurosa y se desconoce el grado de variabilidad entre los diferentes observadores. Un paciente que no coopera o un paciente con alteración del estado mental representa retos adicionales para realizar una exploración detallada.

Realizar una exploración "completa" en el servicio de urgencias es impráctico, porque más a menudo no es necesaria ni apropiada una exploración "completa". La exploración adecuada es aquella que es suficiente para realizar la actividad al momento. La exploración de los niños sigue el mismo marco de referencia que en los adultos, pero incluso puede recopilarse más información de forma indirecta mediante la observación. Por ejemplo, interactuar con un niño que juega con un juguete u objeto le permite al examinador valorar la visión, el movimiento extraocular, la coordinación y la fuerza, conforme el niño alcanza y sujeta el juguete.1 La formulación neurológica tradicional sigue un método de tres pasos: 1) ¿existe una lesión en el sistema nervioso central? 2) ¿Existe una lesión? 3) ¿Cuál es la lesión? La exploración neurológica en este capítulo se ha dividido de manera arbitraria en ocho secciones con niveles básicos y avanzados descritos para cada sección.

MARCO DE REFERENCIA ORGANIZACIONAL

La organización de la exploración neurológica en un marco de referencia de actividades ordenadas es una técnica conveniente. Durante la exploración, se realiza una revisión mental al lado de la cama, y se eligen las pruebas más detalladas conforme sea necesario. Algunas de las pruebas que se agrupan en esta sección valoran varios aspectos de la función del sistema nervioso; se enumeran pruebas en una sección en particular por conveniencia de organización. Por ejemplo, las pruebas de campo visual, aunque desde el punto de vista técnico son una prueba de la función cortical alta, se presentan con las pruebas de los pares craneales porque el médico que realiza la exploración puede encontrar más fácil valorar los campos visuales durante esta parte de la exploración, al valorar la función ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.