Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

A pesar de que las hemorragias intracerebral y subaracnoidea no traumática representan una porción más bien pequeña de las consultas en el servicio de urgencias (ED, emergency department), un mal diagnóstico puede producir consecuencias devastadoras. El reconocimiento oportuno y el tratamiento enérgico pueden mejorar el resultado final. La hemorragia subaracnoidea es la fuga de sangre al espacio subaracnoideo, por lo general por un aneurisma intracraneal roto. El cuadro clásico es el de cefalea intensa repentina.

La hemorragia intracerebral, o apoplejía hemorrágica, se manifiesta en forma de déficit neurológico agudo acompañado de cefalea. En este capítulo se describen las características y tratamiento de las hemorragias subaracnoidea e intracerebral. El tratamiento de la hemorragia intracerebral es diferente al de la apoplejía isquémica. La apoplejía isquémica se describe en el capítulo 167, Apoplejía.

HEMORRAGIA SUBARACNOIDEA

EPIDEMIOLOGÍA

Cerca del 75% de las hemorragias subaracnoideas se debe a la rotura de aneurisma. En 20% de los casos de hemorragia subaracnoidea, no se identifica la causa.1 El resto de las causas está relacionado con una variedad de trastornos, como malformaciones arteriovenosas, fármacos u otras causas menos frecuentes. Casi el 20% de los pacientes con aneurisma tienen un aneurisma adicional, el cual hace que se identifique el aneurisma inicial principal.

El 2% de los familiares de un paciente con hemorragia subaracnoidea padecerá la misma enfermedad. Este riesgo se incrementa conforme aumenta el número de familiares afectados o con un antecedente familiar de enfermedad renal poliquística del adulto. La hipertensión y el tabaquismo incrementan el riesgo.1 En el cuadro 166-1 se señalan otros factores de riesgo.

CUADRO 166-1Factores de riesgo para hemorragia subaracnoidea

FISIOPATOLOGÍA

Los aneurismas cerebrales son sacos arteriales focales que por lo general se localizan en las regiones de bifurcación del círculo de Willis. Aunque la fisiopatología precisa se desconoce, muchos factores se han vinculado con la formación y rotura de los aneurismas. Estos factores comprenden la predisposición familiar/genética, aberraciones celulares en la reparación o remodelación de la pared vascular y aberraciones de la circulación local.2 Si bien es imposible pronosticar el riesgo de rotura de determinados aneurismas, los aneurismas más grandes (>5-10 mm) son más propensos a romperse que los pequeños.2,3

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Los pacientes con hemorragia subaracnoidea casi siempre se presentan con cefalea de inicio agudo que llega a su máxima intensidad en minutos. En general, la cefalea persiste durante varios días, pero se puede resolver en un periodo más corto.1 La ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.