Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN Y FISIOPATOLOGIA

Una convulsión es un episodio de la función neurológica anormal causada por una descarga eléctrica inapropiada de las neuronas del cerebro. La descarga eléctrica neuronal, en su forma más simple, se puede considerar como la homeostasis de la actividad glutaminérgica (excitadora) y del ácido γ-aminobutírico (inhibidora). La convulsión es el ataque clínico experimentado por el paciente en el contexto de una actividad excitadora inapropiada. Algunos pacientes con descargas "epilépticas" electroencefalográficas (EEG) pueden no expresar síntomas clínicos evidentes. Hay episodios clínicos de tipo convulsivo que pueden resultar de causas distintas a una actividad cerebral eléctrica anómala; tales crisis no son convulsiones verdaderas.

La epilepsia es una condición clínica en la que un individuo está sujeto a convulsiones recidivantes. Constituye una condición excitadora del cerebro, más o menos fija, de la que dependen las convulsiones. El término epiléptico no se refiere a un individuo con convulsiones recurrentes causadas por estados reversibles como abstinencia alcohólica, intoxicación, hipoglucemia u otros desórdenes metabólicos.

Las convulsiones primarias o idiopáticas son aquellas en las que no se puede identificar una causa evidente. Las convulsiones secundarias o sintomáticas son consecuencia de un estado neurológico identificable, como una lesión de masa, lesión cefálica previa o apoplejía. La estimulación eléctrica del cerebro, los fármacos con potencial convulsivo, las alteraciones metabólicas profundas o un golpe fuerte en la cabeza pueden causar convulsiones reactivas en individuos que, fuera de eso, son sanos. Las convulsiones reactivas por lo general son autolimitadas y una convulsión reactiva no se considera un trastorno convulsivo o epilepsia.

Existen otras definiciones de las convulsiones basadas en factores clínicos: una convulsión provocada tiene algún evento precipitante agudo en los siete días previos; la convulsión no provocada carece de un factor precipitante agudo o es secundaria a un incidente muy lejano; el estado epiléptico es la actividad convulsiva con duración ≥5 min o la presencia de dos o más convulsiones sin recuperar el conocimiento entre las convulsiones;1 y el estado epiléptico resistente a tratamiento es la actividad convulsiva persistente no obstante la administración IV de la cantidad adecuada de dos antiepilépticos.

CLASIFICACIÓN DE LAS CONVULSIONES

La International League Against Epilepsy recomienda dividir las convulsiones en dos grupos principales: generalizadas y parciales (cuadro 171-1). Cuando no hay datos adecuados para categorizar la convulsión, ésta se considera no clasificada.

CUADRO 171-1Clasificación de las convulsiones

CONVULSIONES GENERALIZADAS

Se cree ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.