Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El litio es uno de los medicamentos más eficaces para el tratamiento continuado del trastorno bipolar. Es muy útil para tratar los episodios maniacos agudos y reduce las tasas de suicidio relacionado con los trastornos afectivos.1-3 Las aplicaciones extraoficiales del litio comprenden aumento de la acción de otros fármacos antidepresivos y tratamiento de la agresividad, trastorno por estrés postraumático y trastornos de la conducta en pacientes pediátricos. Se está investigando el litio para tratar la enfermedad de Alzheimer.4 La toxicidad del litio muy a menudo se debe a la sobredosis accidental o intencional, al aumento de la dosis o a la reducción en la depuración renal de este compuesto.

FARMACOLOGÍA

Se desconoce el efecto farmacológico específico que interviene en el beneficio terapéutico en el trastorno bipolar y la manía.5 El litio compite con otros cationes similares, como sodio, potasio, magnesio y calcio, y los desplaza de los sitios intracelulares y extracelulares. La interferencia en los iones de sodio a nivel del conducto de sodio y de la bomba de sodio y potasio en la membrana celular es la causa del efecto adverso del litio sobre la actividad eléctrica del miocardio. El litio inhibe la arginina vasopresina, un efecto que interviene en la poliuria y la diabetes insípida nefrógena que se observa durante el tratamiento con este compuesto. Algunos efectos tóxicos del litio pueden deberse a la inhibición de la 3-glucógeno sintasa cinasa, que está presente en grandes cantidades en el cerebro.5 Otros efectos farmacológicos consisten en inhibición del monofosfato de inositol y reducción de la concentración de inositol en el citoplasma, inhibición de adenilato ciclasa y reducción del monofosfato de adenosina cíclico intracelular y posiblemente el monofosfato de guanosina cíclico, e interferencia en la liberación y la recaptación de noradrenalina a nivel de la terminación nerviosa. El litio puede intensificar la liberación de serotonina, sobre todo por el hipocampo, y se ha implicado en el síndrome serotoninérgico cuando se combina con otros fármacos que alteran el metabolismo de la serotonina.

Los riñones excretan el litio, de manera que los medicamentos que reducen la función glomerular tienen el potencial de contribuir a la toxicidad del litio, sobre todo los diuréticos tiazídicos.6 Los bloqueadores neuromusculares, como succinilcolina, vecuronio y pancuronio pueden originar un bloqueo neuromuscular prolongado cuando se administra a pacientes que reciben tratamiento con litio a largo plazo.

FARMACOCINÉTICA

Tras ingerir dosis terapéuticas, el litio se absorbe con rapidez y casi por completo, aunque quizá tenga lugar una absorción tardía en el caso de productos de liberación sostenida y después de la ingestión de un gran número de comprimidos.7 El litio no se une a proteínas plasmáticas y tiene un volumen de distribución inicial de 0.6 L/kg, que es similar al del agua corporal, pero con el tiempo este puede aumentar a 0.9 L/kg a medida que el ion se ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.