Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA

En los servicios de urgencias (ED, emergency department) de todo el mundo, en cada turno llegan pacientes por trastornos médicos relacionados con las consecuencias del consumo nocivo de alcohol o de drogas. En ocasiones, la causa del problema de presentación es evidente, pero en otras muchas, no se descubre la relación del consumo de sustancias con sus consecuencias médicas. Los médicos de urgencias son expertos en la estabilización, diagnóstico rápido y tratamiento de las urgencias agudas derivadas del consumo de alcohol y drogas y sus complicaciones, pero muchas veces no identifican ni tienen en cuenta el consumo de alcohol y drogas como un componente de la atención médica. Los factores que suelen acompañar la ingestión nociva de alcohol y el consumo de droga, como la enfermedad psiquiátrica, traumas, indigencia, bajo nivel de educación en salud, imposibilidad de pagar los fármacos, problemas con la justicia, ausencia de apoyo familiar y poca disponibilidad de tratamiento y servicios de apoyo para la recuperación, dificultan la atención y la decisión del destino del paciente.

Los trastornos por consumo de sustancias incluyen el consumo dañino de alcohol, el consumo de drogas ilegales y el uso no médico de fármacos que se venden con receta médica. Los trastornos graves por consumo de sustancias (adicciones) se parecen al asma, diabetes, hipertensión y otras enfermedades crónicas en que tienen componentes genéticos y los pacientes tienen problemas para cumplir con la administración del medicamento, no acuden a las consultas de seguimiento, tienen visitas reiteradas al ED y son hospitalizados con frecuencia, pero sólo una pequeña fracción de los que necesitan tratamiento para el consumo de alcohol o drogas en realidad reciben la terapéutica indicada, en comparación con un porcentaje mucho mayor de personas con enfermedades médicas crónicas.1

El consumo de sustancias es un problema global muy importante. De acuerdo con los informes de la Organización Mundial de la Salud, hay 185 millones de consumidores de drogas ilegales en todo el mundo, 2000 millones de consumidores de alcohol y 1 300 millones de fumadores. En 2000, el tabaco, el alcohol y las drogas ilegales causaron cerca del 12% de todas las muertes en el mundo.2

Los que empiezan a beber antes de los 15 años de edad tienen un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar dependencia que los que empiezan a beber más tarde.3 El consumo de alcohol y de droga en menores de edad tiene un efecto profundo en el sistema nervioso en desarrollo, por lo que es necesaria una intervención temprana para mitigar las consecuencias que alteran toda la vida.4

CONSUMO DAÑINO DE ALCOHOL

El término consumo dañino de alcohol describe un espectro de consumo de alcohol que va desde la ingestión "riesgosa" o peligrosa (sin consecuencias) hasta el consumo nocivo (con consecuencias) y hasta la que antes se llamaba dependencia alcohólica, pero ahora se conoce como ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.