Skip to Main Content

NOTIFICACIÓN DE MUERTE

Notificar la defunción quizá sea la tarea más difícil y con mayor carga emocional que deban llevar a cabo los médicos. En la mayoría de las situaciones, la notificación de la muerte ocurre durante el primer encuentro del médico de urgencias con la familia del paciente fallecido. La notificación a menudo llega después de grandes esfuerzos de reanimación, creando una agitación de emociones para el médico y el equipo del servicio de urgencias, dejando al equipo física y emocionalmente exhausto.1,2

Para los supervivientes, la notificación de la muerte es un evento que altera la vida. El lenguaje utilizado durante la comunicación, el entorno físico y las características de la persona que transmite las noticias crean recuerdos para la familia.3

EFECTOS EN LOS SUPERVIVIENTES

Debido a que la muerte en el servicio de urgencias con frecuencia es súbita, inesperada y a menudo violenta, en ocasiones los supervivientes tienen un duelo complicado,o trastorno de estrés postraumático o ambos.4-7 Las notificaciones de muerte que proporcionan información limitada o incorrecta sobre la muerte o las que suceden en escenarios caóticos con apoyo limitado pueden exacerbar la reacción de duelo.6 Notificar la muerte de manera apropiada puede mitigar el impacto de los efectos negativos sustanciales en los familiares.8 La notificación de muerte que se transmite de manera correcta puede disminuir la incidencia de trastorno de estrés postraumático en las familias de pacientes que fallecieron repentinamente, en particular en el caso de la pérdida de un cónyuge o de un hijo.9

EFECTOS EN LOS MÉDICOS

Los médicos encuentran la notificación de la muerte física y emocionalmente difícil, con evidencia de variabilidad y aumento en la frecuencia cardiaca además de elevación en las concentraciones de cortisol inmediatamente después del evento.10-13

Las reacciones emocionales comunes en los médicos de urgencias que se enfrentan con la tarea de dar una notificación de muerte son tristeza (60%) y frustración (38%), que provocan insomnio en 37% de los casos.13 La causa de la muerte, la edad del paciente, la presencia de la familia y las semejanzas con el médico son las razones que el médico de urgencias cita con mayor frecuencia como un impacto poderoso en la experiencia reciente de una notificación de defunción.13,14 La necesidad de cambiar rápidamente de la frialdad del estado emocional necesario para llevar a cabo una reanimación a ser un informante empático y cálido que porta noticias trágicas y difíciles, puede exacerbar esta situación para el médico. Los siguientes factores también incrementan el nivel de estrés para el médico: diferencias étnicas y raciales entre el médico y la familia, falta de un líder claro de la familia, una familia no tradicional (p.ej., desintegrada o combinada) y situaciones en las que el médico se involucra personalmente o no puede controlar sus reacciones.15

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.