Skip to Main Content

CONSENTIMIENTO INFORMADO

El consentimiento informado es el estándar legal bajo el cual los médicos educan a los pacientes (aquellos que tienen la capacidad de tomar decisiones médicas o sus sustitutos) sobre los tratamientos propuestos y alternativas.1 La conveniencia del consentimiento informado se basa en la creencia de que este fomenta los conceptos combinados de bienestar y autonomía. El consentimiento informado también proporciona una base legal para la autonomía.

Los médicos deben actuar a favor de los mejores intereses de sus pacientes, sin perder su autonomía, en la medida de lo posible. El Código de Ética2 del American College of Emergency Physicians reconoce esta obligación doble al señalar que los médicos del servicio de urgencias deben: "salvaguardar los intereses de sus pacientes, para lo cual administrarán tratamiento y evitarán enfermedades o lesiones e informarán a los pacientes de su situación clínica". El código de ética sigue en este tenor: "Los pacientes adultos con capacidad de decisión propia tienen el derecho de aceptar o rechazar los cuidados de salud recomendados, y los médicos el deber concomitante de respetarlo. Este derecho que se basa en la doctrina legal del consentimiento informado".2 Los conceptos de capacidad del paciente y consentimiento informado y sus excepciones deben ser parte de la práctica diaria en el servicio de urgencias.

ELEMENTOS BÁSICOS DEL CONSENTIMIENTO INFORMADO

La mayoría de los pacientes que llega al servicio de urgencias firma una hoja de consentimiento informado respecto del tratamiento. En general, se entiende que el consentimiento informado abarca anamnesis, exploraciones habituales y procedimientos básicos como punción venosa y estudios de sangre. Los formatos de consentimiento generales no se ocupan del consentimiento respecto de métodos más detallados, peligrosos o con penetración corporal.

Para el consentimiento informado es necesario cumplir dos condiciones: que el paciente tenga capacidad de decisión y que pueda tomar una decisión voluntaria exenta de influencias indebidas. El proceso de consentimiento informado comienza con el suministro de información al paciente por parte del personal encargado de tal tarea. Después de ello, el paciente será el responsable de decidir y autorizar el procedimiento o tratamiento. Se abordará de manera individual cada uno de los elementos de este proceso.

Capacidad del paciente

La capacidad de decisión (que en adelante se denominará sólo con el término "capacidad") es la facultad del paciente de tomar decisiones médicas con conocimiento de causa. Le corresponde al proveedor de servicios médicos la tarea de determinar la capacidad del paciente.3 La definición de capacidad varía de una jurisdicción a otra, pero, en términos generales, describe la capacidad o facultad de una persona de tomar una decisión con base en sus valores personales y comprensión de las posibles consecuencias de su decisión.4,5

Una definición de capacidad relacionada al cuidado de salud es la de la ley de Illinois: "La ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.