Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El cirujano moderno está involucrado en el manejo de un paciente desde la evaluación preoperatoria, la dirección de la operación, hasta el periodo de cuidado posoperatorio, y a menudo hasta la generación de un plan a largo plazo. Como el cirujano a cargo de la operación, se encuentra en una situación mejor para aplicar conocimiento científico basado en evidencia, y un entendimiento profundo de las complicaciones potenciales del cuidado de ese paciente. La recuperación luego de intervención quirúrgica mayor puede dividirse en tres fases:

  1. Inmediata o posanestésica.

  2. Intermedia, que abarca el periodo de hospitalización.

  3. Convaleciente.

Durante las dos primeras fases la atención se dirige sobre todo al mantenimiento de la homeostasis, tratamiento del dolor, prevención y detección temprana de complicaciones. La fase convaleciente es un periodo de transición desde el momento en que se da de alta del hospital al paciente hasta su recuperación completa. Existe una tendencia a egresar a los pacientes de forma temprana después de una cirugía mayor, este periodo se ha modificado.

PERIODO POSOPERATORIO INMEDIATO

Las principales causas de muerte temprana después de una cirugía mayor son las complicaciones pulmonares, cardiovasculares y de manejo de líquidos que se presentan de forma aguda. La unidad de cuidados posanestésicos (PACU, postanesthesia care unit) está conformada por personal con capacitación especial y cuenta con el equipo para la detección y tratamiento oportuno de estos problemas. Se debe monitorear a todos los pacientes en esta unidad especializada después de procedimientos mayores, a menos que sean transportados directo a una unidad de cuidados intensivos. Mientras está en camino de la sala de operaciones a la PACU, el paciente debe ser acompañado por un médico y otros encargados calificados. En la PACU, el servicio de anestesiología por lo general tiene la principal responsabilidad por la función cardiopulmonar. El cirujano es responsable del sitio de operación y todos los demás aspectos de la atención que no tienen relación directa con los efectos de la anestesia. Se puede dar de alta al paciente de la sala de recuperación cuando las funciones cardiovascular, pulmonar y neurológica han regresado a la línea base, lo que suele ocurrir entre 1-3 horas después de la operación. Los pacientes que requieren soporte ventilatorio o circulatorio, o tienen otros padecimientos que necesitan el monitoreo frecuente, son transferidos a una unidad de cuidados intensivos. Este servicio se caracteriza por contar con personal de enfermería entrenado en el tratamiento de urgencias respiratorias y cardiovasculares, y la proporción del personal en relación con los pacientes es mayor que en los pasillos. Hay equipo de monitoreo para permitir la detección temprana de un deterioro cardiorrespiratorio.

Órdenes posoperatorias

Es necesario que haya órdenes detalladas de tratamiento para dirigir la atención posoperatoria. La transferencia del paciente de la OR a la PACU requiere que se reiteren las órdenes de atención al paciente. También se deben comunicar las órdenes inusuales o ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.