Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Más de 1.6 millones de personas en Estados Unidos son diagnosticadas con cáncer invasor cada año; en la actualidad, 23% de todas las muertes en ese país se debe a cáncer y ocupa el segundo lugar después de las enfermedades del corazón como la principal causa de mortalidad. En los últimos 10 años, sin embargo, las tasas de mortalidad por cáncer han disminuido, y han seguido disminuyendo en los cuatro principales tipos de cáncer (pulmón, colorrectal, mama y próstata); esta reducción se traduce en la prevención de más de un millón de muertes por cáncer.

El cirujano está estrechamente relacionado con el cuidado de los pacientes con cáncer, porque la mayoría requiere tratamiento quirúrgico en algún momento. A menudo los cirujanos son los primeros especialistas en ver a pacientes con cáncer de diagnóstico reciente o a menudo se les llama para hacer diagnósticos en pacientes que se sospecha tienen cáncer. Como tales, serán responsables de orquestar el cuidado del paciente, incluida la coordinación con oncólogos en las áreas médicas y radiológicas. Es imperativo que tengan un conocimiento profundo de los diferentes tipos de cáncer y las diversas modalidades disponibles para el tratamiento.

NOMENCLATURA DEL TUMOR

Los neoplasmas se definen como benignos o malignos de acuerdo con el comportamiento clínico del tumor. Los tumores benignos han perdido la regulación normal de crecimiento, pero tienden a rodearse con una cápsula y no invaden los tejidos circundantes ni hacen metástasis.

Los tumores benignos por lo general se designan al agregar al sufijo -oma al nombre de la célula de origen, como lipoma y adenoma; por lo general, el término cáncer se refiere a los tumores malignos, que pueden invadir los tejidos circundantes o que hacen metástasis en sitios distantes del huésped. La nomenclatura de los tumores malignos suele basarse en los orígenes de tejido embrionario de las células. A los tumores malignos derivados de células de origen mesenquimal se les denomina sarcomas; éstos incluyen cánceres que se derivan de músculo, hueso, tendón, grasa, cartílago, tejidos linfoides, vasos y tejido conector. A los neoplasmas de origen epitelial se les denomina carcinomas, los cuales se subdividen aún más de acuerdo con la apariencia histológica de las células. Las células tumorales con patrones de crecimiento se les denomina adenocarcinomas y a las que se parecen a las células epiteliales escamosas se les denomina carcinomas de células escamosas. Los cánceres compuestos de células no diferenciadas que no tienen parecido con tejido alguno se les nombra carcinomas “mal diferenciados” o “no diferenciados”.

Grado del tumor

Más allá del tipo de cáncer, es importante clasificar los tumores por su comportamiento y pronóstico para determinar la terapia apropiada y para evaluar las diferentes modalidades de tratamiento. El grado de un tumor es una determinación histológica y se refiere al grado de diferenciación celular. Existen sistemas de clasificación patológica separados ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.