Skip to Main Content

Introducción

El consumo de sustancias con potencial psicoactivo es un fenómeno dinámico, con periodos de aumento y decremento en cuanto a su uso y sus consecuencias, que no siempre coinciden con lo ocurrido en otros países ni entre grupos sociales dentro de la misma nación. Presenta retos constantes que obligan a un continuo monitoreo y al desarrollo de respuestas para responder a ellos. A pesar de que no hay un acuerdo internacional respecto tanto de su naturaleza como de la manera de enfrentarlo, el enfoque de salud pública va ganando terreno al de seguridad.

Este modelo busca preservar la salud de la población y mejorar la calidad de vida a través de cambiar el medio ambiente y la conducta individual. Sus estrategias son: i) la capacidad de gestión y rectoría sanitaria, capaz de analizar y supervisar al sistema en conjunto y a cada uno de sus componentes; ii) la identificación, el monitoreo y el análisis de las necesidades de salud de una población, sus antecedentes (factores de riesgo y protección) y consecuencias; iii) la transformación de la información en políticas públicas; iv) las acciones orientadas a mantener la salud de la población y la reducción de problemas. Todas las políticas tienen consecuencias adversas no deseadas y tiene las herramientas para vigilar que éstas no sobrepasen los beneficios. Su fin último es el bienestar de las comunidades y no se centra en las drogas, los decomisos o el número de personas encarceladas.

Un programa integrado con un enfoque de salud pública incluye: a) la puesta en operación de estrategias normativas orientadas a la protección a la salud; b) la educación para lograr que la población se mantenga alerta e informada sobre el problema, la promoción de la salud y la reducción de riesgos y daños; c) la orientación de la operación de los servicios de salud a fin de que permitan la acción preventiva y curativa integrada y equitativa; d) la oferta de servicios de apoyo que ayuden a mantener la abstinencia y prevenir las recaídas; e) la gestión de la participación social y el empoderamiento de la sociedad civil; f) la capacitación de recursos humanos en salud pública, y g) la investigación y el desarrollo.1-4

Se complementa con el concepto de la seguridad humana que busca garantizar la libertad de vivir sin temor, la libertad de vivir sin carecer y la libertad para vivir con dignidad, y busca asegurar que los daños asociados con las intervenciones de control no sobrepasen los daños de las sustancias mismas.5

No hay duda de que se requiere la participación de todos los sectores (salud, desarrollo social, procuración de justicia), con políticas integradas, metas claras y cuyo fin sea el bienestar de la población y el desarrollo del país. Por ello es de especial importancia que los universitarios lleven a cabo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.