Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

CONTENIDO

Puntos esenciales • Introducción • Epidemiología • Clasificación • Fisiopatología • Cuadro clínico y evaluación diagnóstica • Tratamiento • Conclusión • Fístula aortoentérica • Referencias

Puntos esenciales

Las fístulas gastrointestinales son comunicaciones patológicas entre cualquier segmento del tracto gastrointestinal y la piel (externas), o entre un órgano hueco y otro (internas). En 80% de los casos, las fístulas gastrointestinales son efectos secundarios a complicaciones quirúrgicas; el 20% restante son espontáneas, resultado de complicaciones de enfermedad inflamatoria intestinal, cáncer y tratamientos de radioterapia.

Cuadro clínico

En gran medida, se manifiestan por un posoperatorio tórpido: íleo prolongado, dolor, fiebre, leucocitosis, tumefacción de la herida o de los sitios de colocación de drenajes; para que posteriormente se observe la salida de secreciones gastrointestinales, líquido pancreático o biliar a la piel. En el caso de fístulas internas, los síntomas dependen de los órganos comprometidos.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la naturaleza de la fístula y las causas desencadenantes. Los principales objetivos son: restablecer la homeostasis, controlar la sepsis y brindar apoyo nutricional. El tratamiento quirúrgico dependerá del fracaso al cierre espontáneo de la fístula y de la persistencia de infección intraabdominal.

Pronóstico

Está determinado por múltiples factores y la mortalidad se relaciona con el origen y el tipo de la fístula.

Introducción

Las fístulas gastrointestinales se definen como la comunicación anormal entre dos superficies epitelizadas donde una de ellas pertenece al aparato digestivo. Son complicaciones catastróficas abdominales, secundarias a un procedimiento quirúrgico en más de 85% de los casos. Tienen importantes efectos psicológicos adversos en la imagen corporal, pues su presencia, desencadena un fenómeno complejo en la higiene personal, debido al cuidado que debe procurárseles; asimismo, obligan al paciente a prolongadas estancias hospitalarias que repercuten en la calidad de vida, demoran el retorno a las actividades laborales o sociales y que, incluso, pueden llevarlo a la muerte.

Las fístulas gastrointestinales por su sitio anatómico se clasifican como internas, cuando la comunicación es entre dos órganos huecos, y externas cuando la comunicación es entre un órgano hueco y la piel.

Por su origen se clasifican en congénitas y adquiridas; las primeras corresponden a afecciones pediátricas, por lo que no se tratarán en este capítulo. Las segundas se subdividen a su vez en posoperatorias, traumáticas y espontáneas.

Las fístulas gastrointestinales adquiridas se originan con mayor frecuencia después de un procedimiento quirúrgico (75 a 85%), principalmente por intervenciones quirúrgicas de urgencia, trauma, obstrucción intestinal, necrosis pancreática infectada, cáncer, durante el manejo del abdomen abierto y realización de anastomosis en tejidos radiados o con enfermedad inflamatoria intestinal. El resto de las fístulas adquiridas (15 a 25%) son espontáneas y las causas más comunes son enfermedad diverticular, isquemia intestinal, enfermedad inflamatoria, neoplasias ginecológicas o pancreáticas y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.