Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

CONTENIDO

Embriología del esófago • Anatomía macroscópica • Anomalías del desarrollo

Embriología del esófago

En el feto en desarrollo, la orofaringe, el esófago, la laringe, la tráquea, los bronquios y pulmones se desarrollan a partir de un tubo común. Ese tubo digestivo primitivo se forma debido a los dos plegamientos que sufre el embrión, se extiende de la membrana bucofaríngea a la placa cloacal y se divide en tres porciones: el intestino anterior, el medio y el posterior. Al final del primer mes surgen pequeños divertículos que son los primordios de las que más adelante serán las glándulas digestivas.

A las 4 semanas de gestación se forma, por debajo de las bolsas faríngeas, la yema del pulmón, que consiste en una evaginación ventral de la faringe compuesta de endodermo; caudal a ese brote se forma el esófago a partir de la porción de intestino interior adyacente (figura 24-1). Durante su formación no experimenta grandes cambios a nivel macroscópico, aunque sí en su aspecto microscópico.

En las etapas iniciales de su formación se reviste de epitelio cilíndrico estratificado y durante las semanas siguientes, debido a un crecimiento continuo, rellena la luz. A continuación surgen vacuolas que se fusionan y que de manera gradual se extienden hasta que recanalizan la luz, ahora revestida con epitelio ciliado estratificado; a partir de la semana 16 este epitelio se reemplaza por epitelio escamoso estratificado. En su estructura externa, las capas musculares se diferencian a partir de la quinta semana, cuando comienza a surgir la capa muscular circular interna, y en la octava semana se comienza a formar la capa longitudinal externa.

Anatomía macroscópica

El esófago es un conducto muscular, cubierto internamente por epitelio escamoso estratificado que une la cavidad oral con el estómago. Se encuentra en la región paravertebral, y en su origen se localiza por detrás de los cartílagos laríngeos, a continuación del borde inferior del músculo constrictor inferior de la faringe a la altura de la sexta vértebra cervical, desde donde se extiende cruzando todo el tórax hasta la séptima u octava vértebras torácicas, a la altura del cardias, y continúa con el estómago.

En el adulto promedio, el esófago mide de 25 a 30 cm distribuidos de la siguiente manera de acuerdo con la región: 5 cm en la región cervical, 16 a 20 cm en la torácica, 1 o 2 cm en la parte diafragmática y 2 a 4 cm en la porción abdominal; por dichas relaciones, se le reconocen tres porciones: esófago cervical, esófago torácico y esófago abdominal (figura 24-2). Su diámetro es de unos 2 cm y presenta una luz virtual en forma de hendidura de 5 a 12 mm que, en la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.