Skip to Main Content

Enfermedad hemorroidal

CONTENIDO

Introducción • Anatomía y patofisiología • Clasificación • Cuadro clínico y exploración física • Diagnóstico diferencial • Tratamiento • Conclusiones

Introducción

La enfermedad hemorroidal es una entidad anorrectal común, que se define como el agrandamiento y prolapso sintomático de los cojinetes hemorroidales que normalmente están localizados en el conducto anal. Esta enfermedad afecta a millones de personas en el mundo, la prevalencia estimada en Estados Unidos es de 4%. Sin embargo, es importante mencionar que pacientes y médicos no especialistas llaman “hemorroides” a cualquier molestia anorrectal. La enfermedad hemorroidal es rara antes de los 20 años de edad, aumenta su frecuencia después de dicha edad y alcanza su valor máximo entre los 45 y 65 años de edad. Su frecuencia es similar en ambos sexos.

Anatomía y patofisiología

Las hemorroides se definen como cojinetes vasculares especializados que se localizan en el conducto anal. Anatómicamente se distinguen tres cojinetes: dos del lado derecho (anterolateral y posterolateral) y uno del lado izquierdo (lateral). Las hemorroides están sostenidas en el conducto anal por el músculo de Treitz, una extensión submucosa del ligamento longitudinal conjunto, que actúa como una red de soporte. Se ha reportado una pérdida de esta estructura de soporte a mayor edad, que se traduce en un aumento de la incidencia de la enfermedad. La irrigación de los cojinetes hemorroidales proviene de ramas terminales de la arteria hemorroidal superior, y de ramas de la arteria hemorroidal media. Estas ramas se comunican entre sí y con ramas de la arteria hemorroidal inferior, las cuales irrigan a la porción inferior del conducto anal. Las venas hemorroidales superior, media e inferior drenan sangre de los tejidos del conducto anal, y corresponden a cada arteria hemorroidal.

Las principales funciones de los cojinetes hemorroidales son: mantener la continencia a través del llenado vascular de los cojinetes, lo cual corresponde de 15 a 20% de la presión anal en reposo; proteger el mecanismo de esfínter y aumentar el mecanismo de cierre del ano.

Los aspectos etiológicos de la enfermedad hemorroidal aún se desconocen con exactitud. La teoría más aceptada es la degeneración del tejido de soporte, el cual se produce con mayor frecuencia a mayor edad, que provoca distensión venosa, erosión, sangrado y trombosis.

El desarrollo de la enfermedad hemorroidal generalmente está asociado a actividades que aumentan la presión intraabdominal. Este aumento puede ser secundario al esfuerzo durante la evacuación, tiempo excesivo en el excusado, estreñimiento, diarrea, embarazo (principalmente en el tercer trimestre), entre otras causas.

Los cojinetes hemorroidales se clasifican en hemorroides internas y externas. Las hemorroides internas se encuentran localizadas proximales a la línea dentada, están cubiertas de epitelio columnar y tienen una inervación visceral. Por tal motivo, las hemorroides internas generalmente no duelen, a menos que estén estranguladas. Las hemorroides externas se encuentran localizadas distales a la línea ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.