Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La apreciación clínica en la obtención de imágenes es importante y beneficiosa por el papel que juega en el cuidado del paciente. Con el avance continuo de la tecnología detrás de los diversos tipos de equipos de diagnóstico por imágenes, el profesional de la salud necesita estar bien informado al ordenar la herramienta correcta de diagnóstico. Tras una evaluación profunda por un profesional calificado de la salud, los pacientes usualmente necesitan examen por rayos X. Muchos de ellos, no obstante, requerirán de modalidades avanzadas de imagenología, como ultrasonido (US), tomografía computarizada (CT) y/o imágenes por resonancia magnética (MRI), para mejorar la exactitud en el diagnóstico de la naturaleza específica del problema. Seleccionar la modalidad correcta de formación de imágenes para asistir al diagnóstico detallado del paciente, es esencial para su cuidado oportuno.

El propósito de este capítulo es el de proveer una comprensión básica de los principales campos de las modalidades de formación de imágenes que se usan para asistir en la evaluación del diagnóstico del paciente: rayos X, absorciometría de energía dual por rayos X (DXA), ultrasonido, tomografía computarizada y formación de imágenes por resonancia magnética. También se revisarán la terminología pertinente, las aplicaciones comunes y las precauciones importantes de seguridad.

DIAGNÓSTICO RADIOGRÁFICO

Resumen histórico

El método más común para la toma de una radiografía es usar un tubo de rayos X y una lámina de película sensible a los rayos X o un receptor de imágenes colocado en un chasis, diseñado especialmente para capturar la energía de la imagen del haz de rayos X. Desde sus comienzos en los finales de los años 1800, la radiografía de diagnóstico, también conocida como rayos X, ha visto varios avances tecnológicos en el diseño del tubo de rayos X, la película de rayos X y el chasis. Los avances hechos en el receptor de imágenes han evolucionado desde las placas de vidrio, que se usaron inicialmente, los materiales a base de poliéster, hasta la imagen digital, que es la usada hoy en día. Las emulsiones en película han experimentado un cambio considerable desde que fueron introducidas por primera vez. Históricamente, las imágenes por rayos X eran producidas por la exposición directa del haz de rayos X a la película de rayos X. Hoy la imagen de rayos X se produce cuando el haz de rayos X interacciona con cristales especiales de fósforo contenidos en pantallas intensificantes localizadas dentro del chasis fílmico. Cuando los rayos X interaccionan con los cristales de fósforo, se produce luz de una longitud de onda específica, que expone la película de rayos X. Este método reduce la cantidad de radiación necesaria para crear una imagen de rayos X.

La tecnología más reciente incorpora el uso de técnicas de computación en lo que pudiera llamarse radiografía computarizada o radiografía digital. La radiografía digital introduce un alejamiento del método tradicional pantalla-película (copia dura), para ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.