Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Este capítulo está diseñado para presentar los elementos clave asociados con imágenes del tórax, excepto las correspondientes a la columna torácica, que se describen en el capítulo 14. En la evaluación clínica inicial de un paciente generalmente lo primero que se determina es si la presentación está relacionada o no con un trauma, esto hace que el proceso a menudo avance o bien hacia la identificación de fracturas, o bien hacia cambios inesperados que se encuentran en la exploración radiográfica básica asociada con la enfermedad.

La radiografía de tórax (película de tórax) sigue siendo la más utilizada para la exploración básica de todos los pacientes aquejados de molestias en el pecho. Ésta es una PA de pie y frontal, que requiere el complemento de otra lateral izquierda que ofrezca la vista de oposición de 90° para permitir el discernimiento por superposición, y un mejor aislamiento de las estructuras (figura 6-1A, B). Estas vistas se realizan con inspiración plena y en una posición que mantenga al corazón y los pulmones lo más cercano posible al receptor, de modo que se minimice la distorsión por ampliación. Al ver la imagen PA, el paciente está “de frente” al examinador. La pantalla inicial es siempre para examinar “líneas de contorno” que indiquen que los contornos del órgano interno sean apropiados, de este modo se confirman las posiciones esperadas de las estructuras cardiopulmonares y la “normalidad” general. Se esperan colores por cada área y determinadas sombras. Hay numerosas guías para leer la radiografía de tórax que han evolucionado en las últimas décadas. Un proceso muy completo de este tipo es proporcionado por el Colegio Americano de Radiología.1 A menudo se usa un nivel de memorización, o recurso mnemotécnico, para establecer un patrón que casi siempre incluye VHCD:

Figura 6-1

(A) Radiografía PA normal de tórax con estructuras señalizadas. (B) Radiografía lateral normal del tórax con estructuras señalizadas.

Vía aérea: Luminiscencia desde el cuello hacia abajo, hasta la carina, posicionada en la línea media donde los bronquios se separan.

Huesos: Orientación/contorno adecuados de la articulación glenohumeral y de las costillas para evaluar fracturas u otras anomalías posturales.

Cardiaco: Evaluación de los bordes derecho e izquierdo del corazón-posición cardiaca general/contorno.

Diafragma: Márgenes bien delimitados, espacios iguales.

Múltiples enfermedades pulmonares tienen presentaciones relativamente bien definidas, incluyendo enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tuberculosis y neumonía (figuras 6-2 a 6-4). En algunos casos, se puede utilizar una imagen avanzada que permita una comprensión más completa del paciente. Por lo tanto, cada una de estas condiciones se diagnostica a través del examen clínico y las imágenes correlativas.

Figura 6-2

Radiografía de tórax en la EPOC enfisema. (A) Las vistas PA y laterales del tórax ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.