Skip to Main Content

PRINCIPIOS GENERALES

Los adultos mayores de hoy en día están cada vez más interesados en promover el envejecimiento saludable. Los términos promoción y prevención de la salud se utilizan casi de forma intercambiable. La prevención funciona en una gama. En su mayor parte, pensamos en la prevención en términos de prevenir la enfermedad o retrasar su aparición, pero la prevención también puede implicar simplemente evitar los malos acontecimientos o las complicaciones de los cuidados. Como se señaló en el capítulo 4, en el contexto de la gestión de enfermedades crónicas, la atención primaria proactiva representa una forma de prevención (prevención terciaria, como se define más adelante). La prevención suele estar dirigida a enfermedades o afecciones específicas, pero entre los adultos mayores la prevención de síndromes como caídas, mareos y declive funcional son más importantes. Además, algunos esfuerzos preventivos, como dejar de fumar y hacer ejercicio, pueden influir en muchas enfermedades.

La discriminación debido a la edad puede llevar a la gente a descartar el valor de la prevención en el cuidado de personas mayores, pero la evidencia sugiere que muchas estrategias preventivas son efectivas en este grupo de edad. Irónicamente, los efectos de la prevención pueden ser lo más importante en las personas mayores porque el beneficio de las actividades preventivas depende de dos factores básicos: la prevalencia del problema y la probabilidad de una intervención eficaz. Por ejemplo, las vacunas contra la gripe y la neumonía tienen la ventaja de prevenir no sólo el riesgo de enfermedad, sino que también pueden traer consigo un periodo de enfermedad más corto y menos necesidad de hospitalización y riesgo de declive funcional. Asimismo, la prevención de la osteoporosis es más rentable en los adultos mayores que en los individuos más jóvenes porque los niveles iniciales del problema y de la caída son altos. Los planes de prevención en las personas mayores deberían considerar las cuestiones delineadas en la tabla 5-1. Quizás el problema más prevenible relacionado con el cuidado de personas mayores es la enfermedad iatrogénica.

TABLA 5-1.

Consideraciones en la evaluación de la prevención en pacientes mayores

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.