Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las caídas son una causa importante de morbilidad y mortalidad en la población anciana. Cerca de un tercio de las personas de 65 años o más que viven en la casa sufren una caída cada año. Entre los residentes de hogares de ancianos, durante el mismo periodo, no menos de la mitad padece este tipo de accidente; de 10 a 25% de las caídas causan lesiones graves. Los accidentes son la cuarta causa de muerte en personas mayores de 65 años, y las caídas representan dos tercios de estas muertes accidentales. De los fallecimientos por esta causa en Estados Unidos, más de 70% se producen en los mayores de 65 años. El miedo a caer puede afectar negativamente el estado funcional de las personas mayores y la calidad de vida en general. Una caída dañina desencadena una cadena de eventos, incluyendo atención de emergencia, hospitalización, intervención quirúrgica y prolongada inmovilidad. Las caídas repetidas y las lesiones consecuentes pueden ser factores importantes para decidir si una persona mayor es ingresada.

La tabla 9-1 enumera las posibles complicaciones de las caídas. Las fracturas de la cadera, el fémur, el húmero, la muñeca y las costillas y las lesiones dolorosas de los tejidos blandos son las complicaciones físicas más frecuentes. Muchas de estas lesiones resultarán en hospitalización, con los riesgos asociados de inmovilización y enfermedades iatrogénicas (véase capítulo 10). Las fracturas de la cadera y extremidades inferiores a menudo llevan a discapacidad prolongada debido a la movilidad deteriorada. Una lesión menos común, pero importante, es el hematoma subdural. Los síntomas neurológicos y las señales que se presentan días o semanas después de una caída deben dar lugar al estudio de este problema tratable.

TABLA 9-1.

Complicaciones de las caídas en pacientes mayores

Incluso cuando la caída no da lugar a lesiones graves, puede aparecer una discapacidad sustancial como consecuencia del miedo a caer, de la pérdida de confianza en sí mismo y de la restricción de la deambulación (autoimpuesta o impuesta por los cuidadores).

Muchos estudios sugieren que algunas caídas se pueden prevenir. El potencial de prevención, junto con el uso de la caída como indicador del riesgo subyacente de discapacidad, hace comprender que las causas de las mismas y un enfoque práctico para la evaluación y el manejo de la inestabilidad de la marcha y el riesgo de la caída sean componentes importantes de la atención ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.