Skip to Main Content

INFECCIONES DEL ESPACIO PROFUNDO DEL CUELLO: ANATOMÍA DE LOS PLANOS FASCIALES Y ESPACIOS DEL CUELLO

Los compartimientos espaciales dentro del cuello están definidos por planos fasciales. La comprensión de esta compleja anatomía ayuda al médico a diagnosticar la causa de una infección y sus vías probables de diseminación. Los compartimientos espaciales afectados con frecuencia son los espacios retrofaríngeo, parafaríngeo y submandibular.

La fascia del cuello comprende las capas superficial y profunda. La capa profunda de la fascia cervical se subdivide a su vez en tres capas: superficial, media y profunda. La porción superficial de la fascia cervical profunda envuelve los músculos esternocleidomastoideo y trapecio. Se extiende hacia arriba hasta el hueso hioides, donde rodea a la glándula submandibular y la mandíbula. Hacia abajo, se adhiere a la clavícula y medialmente forma el piso del espacio submandibular mientras cubre los músculos del piso de la boca. La capa media de la fascia cervical profunda, también conocida como fascia visceral o pretraqueal, rodea los músculos infrahioideos, la tiroides, la laringe, la tráquea y el esófago. Debajo del hioides esta capa se continúa hacia abajo para fusionarse con el pericardio. Arriba del hioides, la misma capa continúa en la pared faríngea posterior como la fascia bucofaríngea. Entre las capas media y profunda de la fascia cervical profunda se encuentra el espacio retrofaríngeo.

La capa profunda de la fascia cervical, también conocida como fascia prevertebral, rodea los músculos prevertebrales. Hacia el frente, dicha capa profunda se divide para formar una fina capa alar y otra prevertebral, más gruesa. Entre estas dos capas se localiza el “espacio de peligro”, que se extiende desde la base del cráneo hasta el diafragma.

El espacio submandibular está limitado en cuatro sentidos: 1) hacia adelante, por la mandíbula; 2) hacia arriba, por la mucosa del piso de la boca; 3) hacia abajo, por la capa superficial de la fascia cervical profunda, y 4) hacia atrás, por el espacio parafaríngeo. El músculo milohioideo subdivide este espacio en los espacios submaxilar y sublingual (debajo y arriba del músculo milohioideo, respectivamente).

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Ardor de garganta, disfagia, odinofagia, dolor de cuello.

  • Fiebre, trismo, tumoración cervical.

  • Rastreo por tomografía computarizada (CT, computed tomography) con medio de contraste, reforzamiento en anillo, indentaciones en la pared del absceso o cualquier combinación de estos hallazgos.

Consideraciones generales

La faringitis y las infecciones dentales son las causas más comunes de infecciones en los espacios profundos del cuello. Sin embargo, en una gran parte de los casos se desconoce la etiología. Otros factores etiológicos incluyen infecciones de las glándulas salivales, traumatismos, uso de drogas intravenosas y enfermedades malignas.

Las infecciones profundas de la cabeza y el cuello tienden a seguir los planos fasciales del cuello. Hay controversia respecto de las elecciones de tratamiento antimicrobiano empírico, modalidades de imagen y tratamiento médico contra el quirúrgico. El tratamiento ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.