Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La glándula paratiroides es un regulador clave de la homeostasis del calcio. Aunque el hiperparatiroidismo se diagnostica con más frecuencia en pacientes asintomáticos, la ausencia de tratamiento de dicha condición puede tener efectos devastadores en múltiples sistemas de órganos. El hiperparatiroidismo primario, la causa más común de hipercalcemia en pacientes no hospitalizados, se trata de forma quirúrgica en la mayoría de los casos.

EMBRIOLOGÍA Y ANATOMÍA

Durante la quinta semana de gestación, las glándulas paratiroides se forman a partir de la tercera y cuarta bolsas branquiales. Las glándulas derivadas de la tercera bolsa descienden en sentido caudal en el cuello junto con la glándula del timo (formada a partir del tercer arco branquial), mientras que las glándulas de la cuarta bolsa permanecen estacionarias. Cuando se buscan glándulas ectópicas, es de suma importancia conocer esa migración embrionaria, ya que ésta hace que las glándulas que surgen de la cuarta bolsa se ubiquen en la parte superior, y las que salen de la tercera bolsa se sitúen en la parte inferior.

Las glándulas paratiroides superiores suelen hallarse muy unidas a la cara posterolateral de los polos superiores de la glándula tiroides. Las glándulas inferiores, que son más variables en su posicionamiento, se encuentran con mayor frecuencia cerca de los polos inferiores de la glándula tiroides. Dichos polos suelen estar adosados a la cara superior del timo o dentro del ligamento tirotímico.

La desviación del patrón migratorio estándar durante la embriogénesis puede conducir a una localización aberrante de las glándulas en alrededor de 15-20% de los pacientes, aunque se ha informado que este porcentaje es más alto en individuos con hiperparatiroidismo renal. Es posible encontrar glándulas aberrantes en cualquier ubicación a lo largo de su trayecto de migración y se han identificado desde la bifurcación de la carótida hasta el nivel del arco aórtico.

Si bien la mayoría de las personas tienen cuatro glándulas paratiroides, aproximadamente 2-5% tienen cinco o más. A su vez, un porcentaje similar posee menos de cuatro glándulas.

El riego sanguíneo de las glándulas paratiroides es bastante constante. Tanto las glándulas superiores como las inferiores se abastecen de ramas de la arteria tiroidea inferior. En ocasiones, las glándulas superiores reciben sangre de una rama anastomótica desde la arteria tiroidea inferior a la superior, o las alimentan ambas arterias. Dichas arterias entran en hilera a las glándulas, una característica anatómica que las distingue de la grasa circundante. Las ramas arteriales que abastecen a las glándulas pueden situarse de forma variable en relación con el nervio laríngeo recurrente.

Las glándulas paratiroides normales, a menudo en forma de arveja (o arriñonada), tienen un color marrón amarillento distintivo, con frecuencia descrito como color caramelo. La manipulación de las glándulas y de su suministro de sangre durante la cirugía cambiará el color a un marrón moca más oscuro. Las glándulas sanas pesan de 30-40 ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.