Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Consideraciones generales

La parálisis facial puede ser el resultado de una amplia variedad de causas que incluyen las infecciosas, neurológicas, congénitas, neoplásicas, traumáticas, sistémicas y iatrógenas. De manera independiente de la causa, el tratamiento de la parálisis facial es complejo y a menudo requiere una intervención multidisciplinaria. La valoración y el tratamiento de la parálisis facial son en especial complicados debido a la amplia variación en el potencial de regeneración y la falta de indicadores de pronóstico fiables para la recuperación espontánea. Hoy día, el tratamiento de este tipo de parálisis consiste en una combinación de plan terapéutico farmacológico, fisioterapia para el reentrenamiento neuromuscular facial e intervención quirúrgica a través de técnicas dinámicas y estáticas para la reconstrucción facial. Este capítulo se centra en la amplia variedad de tratamientos quirúrgicos disponibles para el cirujano reconstructivo con el propósito de conseguir una reconstrucción facial exitosa.

TRATAMIENTO

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • La causa y duración de la parálisis facial determinan el tratamiento apropiado.

  • La limitación más importante de la elección del procedimiento de reconstrucción es la duración de la parálisis facial.

Tratamiento quirúrgico de la parálisis facial aguda (más de 3 semanas)

Cualquier intervención quirúrgica para la parálisis facial debe considerar en especial la edad del paciente, los antecedentes médicos, la audición residual, el segmento del nervio lesionado y las expectativas del paciente, así como la tolerancia al riesgo. El tratamiento de la parálisis facial aguda puede incluir la cirugía de descompresión del nervio facial en casos de parálisis facial causada por virus (parálisis de Bell, síndrome de Ramsay-Hunt) o parálisis facial traumática. La reparación con injerto del nervio facial primario se lleva a cabo en casos de resección o transección del nervio facial.

A. Descompresión del nervio facial

1. Acceso transmastoideo.

Para la descompresión del nervio facial puede utilizarse el acceso transmastoideo (fig. 71-1) cuando el traumatismo se localiza con claridad en los segmentos timpánico o mastoideo del nervio facial. El nervio debe descomprimirse 180 grados de su diámetro. Los puntos de referencia importantes para este acceso incluyen el conducto semicircular lateral, la fosa del yunque y la cresta digástrica. El yunque puede extraerse y luego reemplazarse como un injerto de interposición para lograr la descompresión del segmento timpánico del nervio facial, hasta llegar al ganglio geniculado.

Figura 71-1.

NOT AVAILABLE DUE TO COPYRIGHT RESTRICTIONS.

2. Acceso por la fosa media.

Este acceso permite la descompresión del nervio facial cuando la lesión se extiende al segmento del laberinto. A veces se usa en combinación con el acceso transmastoideo en casos de traumatismo del hueso temporal. Los puntos de referencia de vital importancia para este acceso incluyen el conducto semicircular ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.