Skip to Main Content

OTOPLASTIA

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Las orejas prominentes (prominauris) se observan en cerca de 5% de la población.

  • La prominencia de la concha y la ausencia del pliegue antehélix conforman las causas más frecuentes de prominencia de las orejas.

  • Aunque hay cientos de técnicas para corregir la prominencia auricular, las más habituales son las técnicas de suturas para retroceso de la concha (técnica de Furnas) y para la creación de un pliegue antehélix (técnica de Mustarde).

  • Las técnicas de refinamiento de otoplastia se usan en deformidades como lóbulos grandes y las prominencias del hélix excesivas.

  • Las tasas de complicaciones por otoplastia varían entre 7 y 12%, y pueden subdividirse en tempranas, tardías y de etiología estética-anatómica.

  • El hematoma auricular ocurre en 7% de las otoplastias. Las molestias de dolor o estrechez unilateral dentro de las 48 h posoperatorias requiere la remoción pronta de las gasas para examinar el sitio de la herida en busca de un hematoma.

VALORACIÓN PREOPERATORIA Y MOMENTO DE LA CORRECCIÓN QUIRÚRGICA

La incidencia de orejas en exceso prominentes es de cerca de 5%. Se heredan de manera autosómica dominante con 25% de penetrancia parcial; se originan con mayor frecuencia de dos irregularidades anatómicas, de manera específica, ausencia de pliegue antehélix y profundidad o proyección excesivas del cuenco de la concha.

El análisis preciso de las deformidades auriculares es importante para conseguir resultados exitosos. Los cirujanos deben identificar la causa específica de la prominencia auricular en la elaboración de un plan quirúrgico apropiado. Aunque con frecuencia es bilateral, la protrusión asimétrica de las orejas debe notarse. Como tal, han de obtenerse fotografías preoperatorias estándar, que incluyen vistas frontal, derecha completa y oblicua izquierda, completa derecha y lateral izquierda, y un acercamiento derecho y lateral izquierdo.

Aunque hay quienes proponen la corrección quirúrgica más temprana, la mayoría de los autores concuerdan en que la edad idónea para la otoplastia es entre los 5 y 6 años. Desde el punto de vista fisiológico, el pabellón auricular tiene 90% de la altura adulta a los seis años de edad. En un contexto psicosocial, la corrección se lleva a cabo antes o un poco después del ingreso del niño a la escuela primaria, donde puede ser objeto de burlas de sus compañeros. Además, a los 5 o 6 años de edad, los niños son capaces de participar en su propio cuidado posoperatorio (es decir, no tirar de los vendajes o alterar la herida).

+
Gosain AK, Kumar A, Huang G. Prominent ears in children younger than 4 years of age: what is the appropriate timing for otoplasty? Plast Reconstr Surg 2004;114:1042 [PMID: 15457011]. (Este artículo proporciona un análisis retrospectivo de la eficacia de la otoplasia en menores de cuatro años de edad.)  [PubMed: 15457011]

TÉCNICAS DE CORRECCIÓN QUIRÚRGICA

Se han descrito más de 200 técnicas para la corrección de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.