Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La evaluación y manejo de las vías respiratorias es una de las intervenciones fundamentales que los médicos de emergencia realizan. Sin embargo, la intubación no siempre es necesaria y apresurarse al manejo invasivo de la vía aérea, antes de iniciar la reanimación, puede ser problemático.

EVALUACIÓN RÁPIDA DE LA VÍA RESPIRATORIA

Realice una evaluación clínica rápida de la vía respiratoria que incluya observar el nivel de respuesta del paciente, color de la piel, frecuencia respiratoria y profundidad de respiraciones. Obtenga saturación de oxígeno y capnografía, a menos que el paciente esté en paro cardiaco inminente o real. El objetivo es determinar si el paciente mantiene y protege sus vías respiratorias y cumple con los objetivos críticos de oxigenación y ventilación. No se debe colocar nada en la faringe para evaluar el reflejo nauseoso. Se deben tomar decisiones emergentes e inmediatas sobre la gestión de las vías respiratorias antes de obtener gases sanguíneos y radiografías.

PARO CARDIACO/INMINENTE/REAL

Abra la vía respiratoria e inicie la ventilación de bajo volumen, a menos que siga los protocolos de resucitación cardiocerebral. El objetivo principal de la reanimación cardiopulmonar inicial es establecer compresiones de tórax de calidad y evaluar un ritmo desfibrilable. Una vez que se abordan estas prioridades, las vías respiratorias se pueden manejar con un dispositivo extraglótico o la intubación endotraqueal.

GESTIÓN BÁSICA DE LA VÍA RESPIRATORIA

Coloque al paciente en la posición para abrir las vías respiratorias, drenar las secreciones y maximizar la oxigenación y la ventilación, mientras se mantienen las precauciones de estabilización cervical, si está indicado. Coloque a los pacientes conscientes en una posición sentada, si es posible, y a los pacientes inconscientes, de lado, a menos que requieran procedimientos invasivos urgentes. Los pacientes que no pueden mantener una vía respiratoria abierta deben tener una o dos cánulas nasales de tamaño adecuado colocadas si no están anticoagulados o con riesgo de fracturas en la mitad de la cara; se puede usar una vía respiratoria oral en lugar de, o además de, las vías respiratorias nasales si no hay reflejo nauseoso presente. Proporcione suplementos de oxígeno si la saturación al aire en la habitación está por debajo de 94% con el fin de aumentar la saturación por encima de 94%; se debe evitar el oxígeno de alto flujo cuando sea posible.

VENTILACIÓN CON PRESIÓN POSITIVA NO INVASIVA

Si la ventilación es adecuada, pero la oxigenación es pobre, considere la iniciación inmediata de ventilación no invasiva. La ventilación con presión positiva no invasiva (NIPPV, noninvasive positive pressure ventilation) puede usarse como una medida temporal, mientras se inician otros tratamientos (p. ej., nitratos en el edema pulmonar cardiogénico agudo), para la preoxigenación antes de la intubación en cualquier condición médica, o como alternativa al manejo invasivo de la vía respiratoria en algunos casos, como en pacientes con ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.