Skip to Main Content

OPIÁCEOS

El término opiáceo se refiere a cualquier droga que active al receptor opiáceo, mientras que los opiáceos se refieren a los derivados naturales de la planta de opio, como la morfina. Narcótico es un término legal y genéricamente se refiere a cualquier droga que cause sedación. Los médicos de urgencias utilizan comúnmente los opiáceos como analgésicos y deben estar familiarizados con la presentación clínica y el tratamiento de toxicidad por opiáceos.

Cuadro clínico

La sobredosis de opiáceos produce un toxidrome clínico: miosis y depresión del sistema nervioso central (CNS, central nervous system) y respiratorio. Sin embargo, en las intoxicaciones por difenoxilato, meperidina, pentazocina y propoxifeno pueden verse las pupilas normales o dilatadas. La hipoxia intensa o coingestiones también pueden producir midriasis. Las sobredosis de opiáceos graves, especialmente con heroína, pueden estar asociadas con una lesión pulmonar aguda. Las convulsiones se han reportado con las sobredosis de tramadol, de propoxifeno y la meperidina. Dextrometorfano, meperidina y tramadol se han vinculado con el síndrome de serotonina cuando se combinan con otros agentes serotoninérgicos. La metadona puede prolongar el intervalo QT y provocar torsades de pointes. La abstinencia a los opiáceos se manifiesta por dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarreas, disforia, piloerección y lagrimeo.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico es clínico. Las pruebas cualitativas de orina están comúnmente disponibles, pero deben interpretarse con precaución, debido a que numerosos agentes producen resultados falsos positivos y falsos negativos para opiáceos. La toxicidad por clonidina, guanfacina e imidazolinas imita la intoxicación por opiáceos y produce diversos grados de miosis y depresión del CNS y respiratorio. La respuesta a la naloxona con estos agentes es menos confiable, así que considere la intoxicación por clonidina en pacientes que parecen intoxicados por opiáceos, pero que no responden a la naloxona. Otras posibles causas de la depresión del CNS y la miosis incluyen la hemorragia pontina y la toxicidad por organofosforados/carbamatos, antipsicóticos y sedantes hipnóticos (es decir, ácido γ-hidroxibutírico GHB [gamma-hydroxybutyric acid]).

Cuidados y disposición en la unidad de emergencia

  1. La naloxona es el tratamiento principal para la toxicidad por opiáceos. Administrar una pequeña dosis de 0.1 a 0.4 mg IV, SC, o IM inicialmente para la depresión del CNS y respiratorio, para evitar la precipitación de la abstinencia. Las dosis por más de 2 mg podrían utilizarse en pacientes con apnea. Se pueden administrar dosis repetidas cada tres minutos. La dosis pediátrica es de 0.1 mg/kg. Deberá controlarse de cerca la toxicidad recurrente debido a la duración relativamente corta de la acción de la naloxona.

  2. En mayores sobredosis considere una infusión de naloxona: dos tercios de dosis requerida para inicialmente “despertar” al paciente, por hora.

  3. Considere la intubación endotraqueal en pacientes que responden mal a la naloxona y aquellos con lesión pulmonar aguda por sobredosis.

  4. Los pacientes con sobredosis de heroína despiertos y asintomáticos dos horas después ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.